La boda de María José Alvarenga & José Raúl Durón

Por Brenda Ortez

Fue la culminación de un sueño, una historia con final feliz. Después de meses de planes y emociones, la boda de María José Alvarenga y José Raúl Durón se celebró en una hermosa tarde en la iglesia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón en El Hatillo.

05/Oct 2016

VER FOTOGALERÍA

José Raúl Durón y María José Alvarenga (Fotos: Héctor Hernández)
José Raúl Durón y María José Alvarenga (Fotos: Héctor Hernández)

Tegucigalpa, Honduras

Cada campanada resonaba en los emocionados corazones de María José Alvarenga y José Raúl Durón, quienes cumplieron su sueño de casarse en una ceremonia romántica y llena de detalles que contagió de alegría a sus invitados. Justo al caer la tarde, el cortejo comenzó a desfilar hacia el altar del templo mientras las notas de violines ejecutadas en vivo flotaban en el ambiente.

El momento más esperado llegó por fin cuando la novia, vestida en un diseño de Oscar de la Renta con top estilo corset y falda de vaporosos vuelos, desfiló del brazo de su orgulloso padre, quien con un tierno beso la entregó a su prometido.

IMG_8600(1024x768)
El padre de la novia, Oscar Alvarenga, en el momento en que entrega a su hija María José a su prometido

La ceremonia, seguida con emoción por los padres de los novios Oscar y Ligia Alvarenga y José Raúl y Lorena Retes, transcurrió entre significativas lecturas elegidas por los novios, solemnes cantos, intercambio de votos y un beso que selló la unión.

IMG_9088(1024x768)
Los novios con sus padres, José Raúl y Lorena Durón y Oscar y Ligia Alvarenga
IMG_9063(1024x768)
Una imagen para el recuerdo de los novios y su cortejo

La fiesta continuó minutos después en Villa Verdi, donde la event planner Danielle Kluck recreó un ambiente romántico y moderno, cargado de detalles que iban desde sofisticados arreglos a cargo de Leonte Rueda hasta elegantes salas lounge bajo un tent transparente de donde colgaban chandeliers.

IMG_9109(1024x768)
Las iniciales de los novios fueron proyectadas en la pista iluminada con luces neón y rodeada de salas lounge dispuestas bajo un tent transparente.

Un brindis marcado por el amor y el orgullo del padre de la novia se robó los aplausos de todos, dando paso al comienzo de la fiesta donde la diversión fue la consigna. Ritmos de dj y luces de neón llevaron a todos a la pista que antes de la medianoche se llenó de color con un alegre carnaval donde ondearon las banderas de Honduras y Colombia, país donde José Raúl le pidió matrimonio a María José.

Anteojos, pulseras, collares y sombreros con luces de neón se repartieron entre los invitados para recibir a Los Bohemios, que acentuaron con sus emblemáticas canciones el mood festivo de la noche en la que los invitados disfrutaron además un amplio menú servido en islas de jamones y quesos, trinches, comida árabe, tailandesa y una concurrida barra de ceviches.

Y así, la historia de amor de María José y José Raúl fue celebrada con sus familiares y amigos más queridos en una noche que marcó el comienzo de un nuevo capítulo en sus vidas.

+ Ingresa aquí para ver todas las imágenes

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar