La reina Letizia demuestra su lado maternal

Por Gabriela Benavides

La reina Letizia visitó el Cité Soleil, considerado el suburbio más pobre y deprimido de Haití, donde conoció la dura realidad del país por medio de uno de sus colegios religiosos que atiende a niños de familias sin recursos.

24/May 2018

Acompañada por la primera dama del país, Martine Moise, doña Letizia conoció la escuela Sainte Louise de Marillac, dirigida por la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente Paul, en su segunda jornada de estancia en la nación antillana.

El centro educativo está situado en el corazón de Cité Soleil, una comunidad de la periferia de Puerto Príncipe donde viven decenas de personas, en este sitio se desborda la miseria, la suciedad y la delincuencia, además que no cuentan ni siquiera con agua potable, luz, ni alcantarillado.

letizia 5.1(1024x768)

Al igual que hizo la Reina Sofía en 2009, doña Letizia quiso conocer “el oasis de Cité Soleil”, como describe al colegio la navarra Pilar Pascual, una religiosa que lleva en Haití 38 años, casi la mitad de su vida, auxiliando a quien no tiene casi nada.

La reina llegó al recinto de las Hijas de la Caridad, donde colgaba un cartel que se leía “Bienvenida, reina Letizia”. Guiadas por una de las monjas de la orden, la esposa de Felipe VI y la primera dama, ambas con ropa informal, hicieron un recorrido por las diferentes instalaciones del colegio, donde están escolarizados de forma gratuita cerca de un millón de niños de entre la edad de 3 y 12 años.

Letizia final(1024x768)

En el lugar se le recibió con un espectáculo, varias actuaciones de niños de diferentes edades, que entregaron de regalo a la Reina un bandera de Haití, unas flores y una mantelería con unas palmeras bordadas.

”Lo más gratificante es la gente, cómo nos quiere y también lo que nos enseñan. Aunque no tienen casi nada, lo reparten todo”, afirma sor Natalia Martínez, valenciana de 72 años, de los cuales lleva 26 en el país más pobre de América.

Esta visita duro aproximadamente una hora y media, la escuela fue construida hace 40 años sobre un antiguo basurero, en la actualidad lo administran siete religiosas, donde tres de ellas son originarias de España, a ellas se les hace llamar “siervas de los pobres”

Las religiosas demuestran su admiración por la forma de ser de los haitianos, puesto que “no se rinden” a pesar de tantas catástrofes naturales padecidas en las últimos años, como el terremoto de 2010 que causó 300.000 muertos, 1,5 millones damnificados y numerosos daños materiales.

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar