8 inolvidables escenas de 'Pretty Woman'

Por Redacción

Se cumplen 25 años desde el estreno de la comedia romántica por excelencia que consagró a Julia Roberts como 'la novia de américa', repasamos aquellas escenas que no hemos podido olvidar

23/Marzo 2015
Este lunes, 23 de febrero, se cumplen 25 años desde el estreno de Pretty Woman en Estados Unidos
Este lunes, 23 de febrero, se cumplen 25 años desde el estreno de Pretty Woman en Estados Unidos

Este lunes, 23 de febrero, se cumplen 25 años desde su estreno en Estados Unidos y en ese mismo país, en el programa 'Today' de la NBC, han logrado juntar al elenco del filme para realizar una entrevista. Incluyendo un beso de Julia Roberts y Richard Gere 25 años después.

1. Una de las escenas más recordadas y más parodiadas es la del collar, cuando Edward (Richard Gere) le muestra un estuche que guarda una increíble joya dentro y cuando Vivian (Julia Roberts) trata de tocarla, él la cierra a punto de pillarla la mano a modo de broma. El dato curioso sobre la escena es que no estaba en el guion y Richard Gere seguramente no se imaginó que su improvisación terminaría siendo la escena más icónica.



2. Otra escena representada, seguro, por cientos de mujeres en sus casa, es la de Vivian en la bañera cantando 'Kiss' de Prince. Mientras un atónico Richard Gere la observa.



3. La siguiente nos la trae el atractivo Richard Gere y corresponde al final de la película, cuando Edward, asomándose por el techo solar de una limusina, termina ascendiendo por una escalera de incendios para reencontrarse con Vivian y dar lugar a la siguiente escena, el beso, en mayúsculas.



4. Aquí está el momento en el que muchísimos corazones se derritieron como la mantequilla. El beso que declaraba un amor sincero a los cuatro vientos, el culmen de la película, después de 120 minutos de tensión sexual sin ningún roce de labios (recordemos que Vivian jamás se besaba en la boca con sus clientes) llega el momento más esperado.

5. Otra gran escena del filme es cuando Vivian está de compras con las tarjetas de Edward y tras notar la dependienta de la boutique que sus modales no corresponden con los de una mujer de clase alta, comienza a tratarla con desdén. Esta escena es memorable ya que Vivian en vez de avergonzarse, se muestra perfectamente digna, y con toda la educación del mundo, se marcha y deja plantada a la dependienta. Toda una revindicación contra los clasismos.



6. No nos cansamos de los momentos de intimidad entre Vivian y Edward, este momento bañera sin duda ha quedado en la memoria de toda una generación de románticos y románticas.



7. Los momentos de tensión sexual entre Edward y Vivian pusieron los pelos de punta a más de uno y de una. De eso se trataba, jugar con la intimidad de los personajes y su atracción física, sabiendo que en ningún momento podrían besarse.



8. El momento en el que se entrevé el comienzo de un amor entre Edward y Vivian. Preparados para cenar en un restaurante, Richard hace alarde de su galantería y dedica a Julia un piropo perfecto.



¿Qué otra escena agregarías al listado?

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar