El invierno hace que la piel se maltrate

Por

La limpieza diaria, exfoliarse la piel dos veces a la semana y consumir mucha frutas y verduras le devuelve la suavidad y la belleza a su rostro.

La piel del rostro necesita un cuidado especial, es importante realizarse un facial a la semana. Y no olvidarse de usar de forma diaria protector solar y reaplicarse.
La piel del rostro necesita un cuidado especial, es importante realizarse un facial a la semana. Y no olvidarse de usar de forma diaria protector solar y reaplicarse.

La piel en invierno sufre una importante reducción de los lípidos epidérmicos, especialmente de las ceramidas, razón por la que se vuelve más seca.

Exfoliantes y mascarillas son los aliados perfectos para alimentar la piel. Llegó el momento de desintoxicarla y prepararla para momentos en los que el frío y los cambios de temperatura la ataquen.

Los cambios bruscos de temperatura, además de la polución y la humedad afectan a la piel del rostro, pero también de todo el cuerpo. Ponerlo todo a punto gracias a exfoliantes e hidratantes se convierte en una prioridad.

El enrojecimiento de la piel, la rosácea, es uno de los efectos más llamativos que se producen con la llegada del invierno, ya que se altera la barrera inmunológica provocando inflamaciones vasculares.

La piel en invierno sufre una importante reducción de los lípidos epidérmicos, especialmente de las ceramidas, razón por la que se vuelve más seca. La microcirculación sanguínea en las mejillas aumenta; de ahí que aparezca su color rosado cuando hace frío.

Preparación

Las mascarillas tienen una importante labor de protección. Tal y como señala Marta Gamarra, directora de Formación de Eve Lom en España, son necesarias y esenciales para preservar la salud de la piel y ofrecerle beneficios extra a nuestro tratamiento diario.

“La elección de la mascarilla adecuada servirá para reforzar las defensas aumentando la hidratación, la firmeza, la limpieza y la eliminación de células muertas y toxinas… De esta forma, conseguimos que nuestra piel mejore en aspecto, tono y color desde el primer minuto de su aplicación”, comenta Gamarra.

La especialista asegura que es beneficioso aplicar mascarillas de forma periódica, sobre todo de limpieza para conseguir aumentar la regeneración celular, la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas. “De esta forma la piel responderá con un aspecto sano, saludable y radiante”, asegura.

Consejos

1. Se deben consumir antioxidantes naturales. Ingiera cítricos como el pomelo, mandarina, naranja, limón o kiwi son ricas en vitamina C.

2. La mascarilla, usarla dos veces a la semana. Debe ser en días alternos, por la noche, ya que es en ese momento cuando la piel inicia un proceso de regeneración celular.

3. Una exfoliación corporal. Ayuda a eliminar las impurezas, con un exfoliante de azúcares semirrefinados, y aceites cítricos para nutrirla, después con un suave masaje.

4. Tratamiento facial nutritivo. El rostro debe recuperar la luminosidad y la elasticidad, con una limpieza profunda, combinada con un masaje relajante.

5. Consumir alimentos ricos en betacarotenos. La calabaza, zanahoria y las verduras de hoja verde como el brócoli, son ricos en betacarotenos, aseguran una fuente llena de vitamina A.

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar