Iris Apfel, leyenda viva de la moda

Por Claudia Gómez

A sus 94 años, Apfel tiene un armario y un estilo único y personal, no envía emails, ni tiene redes sociales. Detrás de sus gafas de marcos oversize se esconde una mujer que aún tiene mucho que dar y que ahora forma parte de la firma de joyas WiseWear que la invitó a diseñar su nueva colección.

03/Mayo 2016

VER FOTOGALERÍA

”Un día me dijeron: no eres linda y nunca lo serás. Pero no importa. Tienes algo mucho más importante, que es el estilo”, cuenta divertida esta singular mujer de mirada brillante.
”Un día me dijeron: no eres linda y nunca lo serás. Pero no importa. Tienes algo mucho más importante, que es el estilo”, cuenta divertida esta singular mujer de mirada brillante.

Ni como niña prodigio, lolita o joven despampanante, a ella la fama le llegó en la vejez, justo a los 84 años, cuando el Museo de Arte Metropolitano de New York presentó en 2005 una exposición en su honor denominada Iris Apfel: Rara Avis.

Dueña de una de las colecciones de moda más eclécticas y fabulosas, Iris ha tenido estilo desde siempre. Por algo es nieta de un maestro ruso de la sastrería, hija de un excéntrico decorador y de una apasionada por la moda; todos le fueron de gran influencia.

Aún ahora suele recordar las palabras de su madre quien siempre le decía “si tienes un par de buenos trajes e inviertes tu dinero en los accesorios, puedes crear un millón de looks diferentes”. Y así lo hizo.

Ahora tiene uno de los armarios más envidiables del fashion world, donde las piezas de Dior, Dolce & Gabbana y Lanvin se mezclan con piezas adquiridas en mercadillos. Algo sencillamente impresionante. Su historia comenzó a escribirse el 29 de agosto de 1921 cuando nació en Queens. Estudió historia del arte en la Universidad de Nueva York, y asistió a la Universidad de Wisconsin.

cg biografia 020516 (1)(1024x768)
Ella aconseja mezclar y combinar sin límites para lucir todo con personalidad.

A lo largo de su vida realizó trabajos editoriales para Women’ s Daily y proyectos de diseño de interiores para aristócratas y hoteles renombrados. En 1948 se casó con Carl Apfel con quien pasó setenta y dos años de casados.

Decididos a emprender una empresa hnjuntos, postergaron la idea de ser padres y eligieron construir su negocio. Dos años más tarde de contraer matrimonio lanzaron la empresa textil Old World Weavers, dedicada a la fabricación de textiles de lujo y que los llevó a viajar por el mundo en busca de objetos preciosos. Fue esa exquisita firma la que la llevó a tener entre sus clientes a Greta Garbo, Patricia Nixon, Estée Lauder y a ser seleccionada para decorar la Casa Blanca para nueve presidentes.

Años más tarde vendieron la empresa y se convirtieron en consultores. Pero su fama llega por su gran colección de arte y ropa. Es fanática de los accesorios, no es difícil encontrársela en el first row de una pasarela luciendo cuatro o cinco collares y diversas pulseras y anillos. Firmas como MAC se interesaron en ella para crear una línea de colores así como H&M y Kate Spade. Es una gran defensora del vintage y de combinar las últimas creaciones de diseñadores como: Lanvin, YSL con barajitas compradas en las calles de NYC.

cg biografia 020516 (2)(1024x768)
En 2015 perdió a su marido, Carl, un industrial textil que murió a los 100 años“.

El secreto de esta “Reina de los accesorios” como se autodefine radica en los sabios consejos de su madre, “ella siempre me dijo que tenía buen gusto. Toda mi vida me he llevado coleccionando accesorios es algo que aprendes con la práctica. Debes de afinar tu ojo. No es algo que viene por naturaleza. Para mí, estilo sobre todo actitud. No tiene que ver con la cantidad de dinero que posees. Conozco muchas personas con toneladas de di-nero que no tienen estilo y personas sin dinero que se ven increíbles. No le gusta lo moderno. Las tendencias vienen y van. Me gusta la ropa atemporal, lo simple, lo que puedes llevar mucho tiempo , aunque actualmente todo es de usar y tirar”.

Sus amistades son pocas porque nunca he estado en el negocio de la moda, sino en la decoración pero es una asidua de las pasarelas de moda. Con su estilo único ha roto paradigmas por su espíritu vanguardista, libre y aventurero. Usa toda la ropa y accesorios, utiliza lo feo, lo lindo, lo barato, lo de moda hasta crear su propio estilo. Maravilloso e irrepetible.

+ Conoce más sobre Iris Apfel aquí

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar