Así vive la cuarentena en Barcelona la diseñadora Gian Padilla

Por Brenda Ortez

Las terribles cifras de muertes y contagio por el Covid-19 golpean a España, donde viven más de 105 mil hondureños. Conversamos con una de ellas: la diseñadora de moda Gian Padilla Suárez.

02/Abr 2020

La situación que vive España a causa del coronavirus parece sacada de la peor de las pesadillas. Hasta el momento de escribir esta nota, sus estadísticas arrojan 65,719 contagiados y 773 muertes. Muchas de sus principales ciudades lucen vacías, como en un mudo desconsuelo, solo se ve circular personal sanitario, gente que trabaja en farmacias y supermercados. Después de varios días, muchos parecen haberse acostumbrado ya a salir de casa solo si es estrictamente necesario y a hacer filas con una distancia mínima de un metro. El distanciamiento social es la nueva moda.

En ese país maravilloso, de gente alegre y simpática, que le gusta cenar tarde, trasnochar y tomar la siesta, tomar vino y compartir entre amigos, y donde vive una de las poblaciones más longevas del mundo (el promedio de vida es de 83 años), habitan más de 105 mil hondureños, que sufren en carne propia la amenaza del Covid-19.

bo-gian-270320 (4)(1024x768)

Gian Padilla Suárez, diseñadora hondureña con sede en Barcelona, ha sido testigo de cómo en cuestión de días el caos se adueñó de la ciudad donde vive y de todo el país en general, “primero empezaron a suspender las escuelas, esto fue el viernes pasado en Barcelona. En Madrid ya las habían suspendido y hubo muchos desplazamientos, así mucha gente portadora del virus se fue a otros sitios, mucho se fueron a segundas residencias en pueblos o aldeas. El sábado todavía mucha gente por las calles, los bares y restaurantes abiertos. Yo desde ese día cancelé una cena que tenía en mi casa, y no volví a salir hasta el lunes siguiente para hacer la compra. Desde entonces solo he salido dos veces, la primera no utilicé mascarilla pero la segunda si ya tuve más precaución. En los supermercados hay gel para las manos así que cuando entras y luego que sales nuevamente te lo aplicas. Llevo en cuarentena desde el 14 de marzo”.

Como a la mayoría, esta pandemia agarró por sorpresa a Gian, quien como es de imaginarse debió cambiar no solo su rutina, sino también sus planes, “tengo muchos proyectos que estaban por terminar o por comenzar. He estado haciendo diseños, y otros proyectos textiles”, dice sin perder la esperanza que todo volverá a la normalidad.

El manejo de esta emergencia ha sido cuestionado en diversos países, especialmente en Italia y España, sin embargo es importante recordar que no solo es un asunto que deba controlar el gobierno sino individualmente cada persona, “aquí veo muy despreocupadas a las personas ya que mucha gente sale por las calles, aunque también hay otras que veo que están en sus casas. Creo que cada día va impactando más a más a la gente, espero que todos podamos hacer las cosas bien y poder salir de este situación. Los gobiernos deben de tomar estas situaciones como posibilidades y que tengan un plan si nuevamente ocurre algo similar.Debemos de estar más preparados”.

bo-gian-270320 (3)(1024x768)

Preocupada pero con la esperanza como bandera, Gian está en un país en medio de la tormenta, pero no se olvida de sus raíces, de su hogar, “a los hondureños le pido que porfavor tomen mucha conciencia, que se queden en sus casas, que respeten la ley. Entre más rápido se hacen las cosas y se toman medidas, más rápido saldrán de este episodio”.

También te puede interesar