La boda de Zobeida Gamero y Carlos Andrés Ávila

Por ClaudiaGómez Foto DavidMendoza

Radiante y feliz, Zobeida Gamero desfiló rumbo al altar donde la esperaba su prometido, Carlos Andrés Ávila, con quien protagonizó una boda inolvidable. Fotos David Mendoza

12/Feb 2021

VER FOTOGALERÍA

Carlos Andrés Ávila y Zobeida Gamero, quien lucía espectacular en un diseño nupcial de Jerry Cárcamo inspirado en la idea de la novia de tener una boda de cuento de hadas, con silueta estilizada, mangas en transparencia, falda amplia y una elegante cola, todo con bordados de romántico encaje chantilly y pedrería
Carlos Andrés Ávila y Zobeida Gamero, quien lucía espectacular en un diseño nupcial de Jerry Cárcamo inspirado en la idea de la novia de tener una boda de cuento de hadas, con silueta estilizada, mangas en transparencia, falda amplia y una elegante cola, todo con bordados de romántico encaje chantilly y pedrería

Zobeida Gamero y Carlos Andrés Ávila se conocieron en high school, fueron novios un tiempo y la vida les llevó por diferentes caminos. Pero el destino ya estaba marcado, se reencontraron y reanudaron aquella relación que empezó en las aulas; el amor surgió de nuevo.

Fue en un romántico viaje a Europa, en los jardines del Vaticano y frente a la Virgen de Suyapa donde Carlos Andrés le hizo la proposición más esperada y Zobeida sin pensarlo dijo que "Si". Comenzaron los preparativos y el día fijado para la boda por fin llegó.

En la Basílica de Nuestra Señora de Suyapa imperaba un aire romántico esa noche que Zobeida Gamero apareció en el umbral del brazo de su orgulloso, padre Héctor Gamero, quien la acompañó hasta donde la esperaba su prometido.

La novia lucía radiante con un vestido confeccionado por Jerry Cárcamo en un estilo vintage romántico, que evoca la elegancia de una princesa con un toque vanguardista, en el que destacaban bordados de encaje chantilly ivory combinado con taffeta de seda en el mismo tono y una mantilla tipo catedral con detalles de pedrería.

La ceremonia fue oficiada por el sacerdote José Calderón y seguida paso a paso desde la primera fila por sus padres Héctor Gamero y Lolibel Somoza y Carlos Ávila y Dora Molina, junto a los padrinos: Patty y Fredy Panting.

Esa fecha especial la luna acompañó a los novios, quienes salieron emocionados del templo para continuar con la celebración en la Hacienda El Trapiche, donde la impecable decoración estilo jardín estuvo a cargo de Alejandro Pineda, quien se inspiró en los tonos de temporada, utillizando acentos románticos, velas y espectaculare arreglos.

Minutos más tardes los padres de los novios realizaron el brindis de honor para dar paso al primer baile de la pareja como esposos. A la medianoche, un feliz novio interpretó a su enamorada un medley de canciones: Can’t Help falling in Love, Stand by me, Perfect y Marry Me.

También te puede interesar