Renueva los ambientes

Por Jeaninne Corleto-Salgado

Un look moderno.

26/Agosto 2014

VER FOTOGALERÍA

Para transformar un ambiente clásico en uno moderno lo primero que tenemos que tomar en cuenta son los colores. Los tonos clásicos son los ocres, café y blanco, los que debemos cambiar por grises, blancos y negros para adoptar la tendencia moderna.Es importante saber que existe la apertura en el modernismo para colores vibrantes y llamativos en acentos, accesorios, lámparas y otros objetos decorativos, al punto de poder llevar estos colores en muebles y paredes.

COLOR. Cambia los colores de las paredes y tapicería, integra algunos ottomanes de colores alegres, mesas auxiliares de líneas más simples o reviste de espejo las mesas sólidas para darles ese toque de luz. Pinta algunas piezas de plateado para un efecto de moderno ecléctico.

ACCESORIOS. En este estilo la decoración es más simple. Podríamos introducir algunos chandeliers de colores, lámparas modernas y vibrantes cojines que brindan un efecto de rejuvenecimiento. Las alfombras pueden cambiarse por unas de color más fuerte y de diseños geométricos.

SOFÁS. Se recomiendan los seccionales y sofás grandes de líneas simples o de formas geométricas. Al momento de adquirirlos toma en cuenta la comodidad y que éste se adapte al espacio en casa y no al revés. Verifica la calidad de los materiales, la capacidad de personas que se pueden acomodar y su armonía con el resto de la decoración.

LOS ACENTOS. Utiliza pinturas y esculturas o alguna pieza de diseñador que llame la atención dispuesta al centro de una mesa o encima de una consola.

LÍNEAS GEOMÉTRICAS. Los sofás son bajos y rectangulares al igual que las mesas, que se caracterizan por sus formas geométricas.

También te puede interesar