GRUPO OPSA:

10 cosas que no sabes sobre el Palacio de Kensington

Por

William y Kate no solamente lo llaman hogar, si no que además es la residencia del príncipe Harry

10/ago 2015

1. El Palacio de Kensington ha sido residencia real por mas de 300 años

William III y Mary II fueron los primeros residentes reales. La reina Anne, Jorge I y Jorge II y la reina Carolina hicieron de Kensingto su hogar también. La reina Victoria aseguró Kensington como hogar de sus hijas, las princesas Luisa y Beatriz. La princesa Margarita fue residentes desde 1960 y ahora es hogar de los duques de Cambridge y su familia, así como del príncipe Harry.

2. Las escaleras de la Reina son deliberadamente más sencillas que las del Rey

Mientras las escaleras del Rey son un grand affair con murales pintados por William Kent, las escaleras de la Reina son mucho más simples. ¿Por qué? Esto hace que se sienta mucho más doméstica. La reina María solía usar estas escaleras para llegar fácilmente a sus jardines.

3. La pasión creativa de la reina Victoria inició en Kensington Palace

¿Sabías que Victoria era una artista aficionada? En cierta forma, el palacio fue su inspiración, mientras dibujaba objetos que la rodeaban cuando era una niña, incluido su perro Dash, su institutriz y sus damas de compañía.

4. Es donde Victoria y Alberto se conocieron.

Como una joven real elegible, Victoria atrajó pretendientes de toda Europa, pero uno en particular atrapó su atención: su primo el príncipe Alberto del ducado de Sajonia-Coburgo-Gotha. Después de su visita al Palacio de Kensington en 1836, escribió a su tío, que le favorecia, que Alberto era amable y tenía un 'exterior agradable y encantador.' Después de un período de cortejo, se casaron en 1840.

5. La reina Victoria nació en Kensington.

Y pasó la mayor parte de su niñez allí. Posteriormente dijo que fue una niña solitaria e infeliz. Su madre era estricta y controladora. También pasó los primeros momentos como reina allí, cuando solo tenía 18 años. Allí también celebró su primer Consejo Privado en el Salón Rojo.

6. La Galería del Rey no era solamente para mostrar arte.

A pesar de que ahora se utiliza para mostrar obras de arte (incluyendo una copia del noble retrato de Van Dyck de Carlos I a caballo), también se utilizó para el ejercicio. Además sirvió como una estación de viento - si te fijas bien en la chimenea, verás que hay una línea que hoy todavía conecta a una veleta en el techo. De esta manera, el Rey seguía el viento y determinaba dónde estaba su armada y donde era probable que se dirigiese.

$!Foto: Revista Estilo

7. Era un hervidero de escándalos.

Si las paredes pudieran hablar, el palacio de Kensington sin duda tendría mucho que decir. Ha estado rodeado de tantos escándalos y murmuraciones en los últimos años, incluyendo la atribulada vida amorosa de Jorge I. El monarca abandonó a su infiel esposa Sophia Dorothea encarcelada en Alemania, y trajo a su amante Engherard Meleusine der Schulenberg. él también era muy cercano a su media hermana Sophia Charlotte, lo que llevó a los súbditos especular que los hermanos tenían una aventura! Kensington también fue amargo testigo de la discusión entre la reina Anne y su íntima amiga Sarah, duquesa de Marlborough en 1710, lo que llevó a ellas nunca más volvieran a hablar.

8. Las habitaciones del rey están vacías con un propósito.

Las grandes habitaciones de Estado solo cuentan con lo esencial por un motivo porque contrario al resto de dormitorios reales, estos siempre estaban llenos de personas que estaban en espera de audiencia con el rey o para asistir a sus fiestas.

9. Los hermosos jardines hundidos solían ser un cobertizo.

Aunque ahora es un tranquilo jardín ornamental, el jardín hundido solía ser mucho más utilitario. Fue modelado a partir de un jardín del Palacio de Hampton Court, donde se celebraba la tendencia en jardinería del siglo XVIII.

$!Foto: Revista Estilo

10. El Paseo de la Cuna solía ser llamado el Paseo de la Niñera

El paseo que rodea el jardín hundido solía ser llamado el Paseo de la Niñera, ya que durante los años 1920 y 1930, fue punto de encuentro para todas las niñeras de niños adinerados en Kensington.


categorías