Hacer leche de almendra nunca fue tan fácil. ¡Sigue estos 3 sencillos pasos!

Por Crista Cardona

La leche de almendras casera es una buena alternativa a la leche de origen animal. Es una fuente de vitaminas, proteína y calcio que se puede disfrutar todos los días para aprovechar sus beneficios.

25/Abr 2019

VER FOTOGALERÍA

¿Lo puedes creer? No te imaginabas que era tan fácil hacerla. Por la fama que ha ganado, podemos encontrar esta leche ya preparada en el mercado. Sin embargo, para recibir más beneficios y estar seguros que no contiene aditivos y conservantes, lo mejor es preparar leche de almendras casera siguiendo unas sencillas instrucciones.

No sólo la puedes hacer de almendra, el mismo método se usa para cualquier nuez o semilla. La única diferencia entre las leches de nuez y de semillas, es que , las de semillas no se cuelan. Pero fuera de eso son los tres mismos pasos.

INGREDIENTES
1 taza de almendras
3 tazas de agua (750 ml)
1 ramita de canela (opcional)
1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional) (5 g)

1. PRIMER PASO:

Poner a remojar una taza de almendras en agua durante toda la noche.

2.206751(800x600)



2. PASO DOS:


Al día siguiente, enguaja bien las almendras, escúrrelas, y licua las almendras con una pizca de sal de mar y tantito endulzante natural, dátil, maple, etc.

4.15064(800x600)


3. PASO TRES: COLAR LA LECHE.


Para colar puedes usar cualquier trapo de cocina, una camiseta de algodón o cobijitas de bebe de manta de cielo. Usa cualquier pedazo de tela que deje pasar líquido, nada más no vayas a usar un colador.

3.17173(800x600)

¡Listo! super fácil, nutritiva, sin ningún químico que no nos haga bien en el cuerpo.

TIP: Consumir antes de cinco días.

1.65834(800x600)

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar