Dieta de Ravenna: una forma sencilla para adelgazar

Por Helen Ponce

¡Puedes perder hasta 8 kilos en muy poco tiempo!

08/Set 2020

Esta dieta es un método depurativo para perder peso del Doctor Ravenna. En esta solo debes comer alimentos bajos en glucosa y anular cualquier comida que contenga azucares refinados. Debes seguir un menú de adelgazamiento, en el cual irás bajando de peso de forma gradual para evitar un efecto rebote. La dieta consiste en realizar entre cuatro y cinco comidas diarias, sin dejar que pasen ni menos de dos horas ni más de cuatro.

¿De qué va la dieta Ravenna?

Según los estudios, lo importante de este plan es beber entre tres y cuatro de líquidos acalóricos por día y está prohibido consumir alcohol, además debes acompañar el almuerzo y la cena con caldos y fruta. No puedes consumir snacks salados, ni dulces.

Dieta de Ravenna es una forma sencilla de adelgazar.1(1024x768)
Tés o infusiones puedes beber.

No queremos dar un plan a seguir, sino los alimentos que se pueden incorporar en cada comida del día, ya que el plan semanal de la dieta Ravenna siempre es dependiendo del tipo de talla, la edad, el peso, el estado de salud, la genética y otros aspectos que el médico considere importantes.

¿Qué puedes comer?

Desayuno

Infusión de leche o café con leche, una fruta de temporada o una ensalada de frutas, una taza de gelatina dietética, tres rodajas de queso.

Almuerzo

Caldo, una fruta de la temporada, una taza de ensalada de tomate o de pepino, una clara de huevo cocida, atún, pechuga a la parrilla o albóndigas de carne. Omelette de un huevo, un plato de verduras al vapor.

Dieta de Ravenna es una forma sencilla de adelgazar.2(1024x768)
¡Recuerda consultar a un médico!

Merienda

Té, yogurt, queso descremado en ensalada de frutas o un licuado de fruta de temporada.

También te puede interesar….

+ La dieta mediterránea reduce probabilidades de desarrollar Parkinson

+ Dieta masculina

+ Dietas saludables para bajar de peso y mantenerte sano

Cena

Un plato de caldo, una fruta, preferiblemente cítrico o de la temporada, una ensalada de repollo, remolacha, zanahoria rallada o espinaca. Tres rodajas de queso mozzarella. Un lomo de res a la plancha, pechuga de pollo, salpicón de atún o un filete de salmón. Un plato de vegetales al vapor.

También te puede interesar