¡Cuidado con el sol!

Por Claudia Gómez

En los días de calor recuerda beber abundante agua, replicar tu protector solar cuantas veces sea necesario y no olvides usar tus sombreros, camisolas y gafas de sol.

18/Feb 2021

Verano es sinónimo de sol, días largos y un bonito color bronceado en la piel; la felicidad llega de la mano del buen tiempo y con él la máxima alerta: el sol.

Tan agradable y necesario como dañino, sus rayos UVA, UVB e infrarrojos son los principales causantes del foto envejecimiento y del cáncer de piel, pero sin ellos no podrías vivir. A través de sus rayos se sintetiza la Vitamina D, imprescindible en la formación y reconstitución de los huesos que permite la absorción del calcio y mejorar el estado de ánimo y la calidad de sueño. Es necesario quince minutos al día de exposición para aprovechar todos sus beneficios.

Una justa medida que rara vez es considerada. Los amantes del sol se resisten a no recibir sus rayos en verano, sin dar tregua a las horas centrales, las más peligrosas, mientras los más radicales buscan la sombra incluso a la espera de un semáforo.

Disfruta del sol, sí, pero con una protección solar adecuada según tu tipo de piel y la intensidad del sol, ¡no te quemes! En los días de calor recuerda beber abundante agua, replicar tu protector solar cuantas veces sea necesario y no olvides usar tus sombreros, camisolas y gafas de sol.

protector-solar-crema-668x400x80xX-1(1024x768)

Nunca dejes de utilizar tu protector solar. Este sería el tiempo de exposición a la piel, que se multiplicara por 15 con un SPf 15 o por 30 con un SPF 30. Parece sencillo, por ello debes incrementar el índice de protección los primeros días del sol y, una vez bronceados, ir adaptándolo.

La piel ya habrá activado su sistema de defensa con un bonito color dorado, pero ten mucho cuidado y no te quemes, lo que aparentemente es un incomodo enrojecimiento , realmente afecta las capas mas profundas de la piel altera el ADN celular y provoca una reacción en cadena en la que muchas células mueren y otras sufren mutaciones genéticas.

El organismo se regenera, pero la piel tiene memoria: esas células han quedado marcadas . Y con el paso de los años pueden aparecer un cáncer de piel.

Por ello es importante cuidar la piel , lo esencial es aplicar el protector solar media hora antes de la exposición y replicarlo después de cada baño cada dos horas. Disfruta el sol y presume un bonito bronceado. Y recuerda, nunca está de más sumar after sun para tu cuidado corporal te ayuda hidratar tu piel y a mantener tu bronceado perfecto durante más tiempo.

También te puede interesar