Cómo poner los problemas del sueño en la cama de una vez por todas

Por Claudia Gómez

Cuando no duermes lo suficiente, se reduce las habilidades para resolver problemas y la capacidad para enfrentar situaciones estresantes, dejándote abrumada por cosas con las que podías lidiar anteriormente.

04/Mayo 2021

Una de cada siete personas vive con insomnio a largo plazo, ya sea por noches perturbadas o por horas pasadas en la cama completamente despiertas. Pero no tiene por qué ser así. Casi todos experimentan problemas para dormir en algún momento de sus vidas. Ya sea dando vueltas y vueltas durante la noche, o despertando cada dos horas, perder esas preciosas horas de sueño puede retrasar el día y puede convertirse fácilmente en problemas de salud mental.

El punto en el que los problemas para dormir se convierten en insomnio es cuando se vuelven regulares, durante meses o años. Esto podría manifestarse de varias maneras, desde tener dificultades para conciliar el sueño por la noche, hasta despertarse regularmente durante la noche o no poder volver a conciliar el sueño.

Algunas de las causas más comunes de insomnio son: estrés continuo, presión, ansiedad y depresión, que puede invadir gradualmente, lo que lleva a un exceso de preocupación y pensamiento excesivo, especialmente cuando es hora de dormir. Pero puede haber otras razones psicológicas que causen insomnio, como ira, dolor o trauma.

La depresión y insomnio son de las mayores causas. Pero cuando se trata de insomnio, es un círculo vicioso. Si bien los problemas de salud mental pueden estar causando problemas para dormir, la falta de sueño puede conducir a una mala salud mental, que incluye bajo estado de ánimo, irritabilidad y problemas para concentrarse, sin mencionar la ansiedad adicional por no poder dormir.

Cuando no duermes lo suficiente, se reduce las habilidades para resolver problemas y la capacidad para enfrentar situaciones estresantes, dejándote abrumada por cosas con las que podías lidiar anteriormente.

Dormir lo suficiente ayuda a desarrollar la capacidad de recuperación mental y emocional para que poder hacer frente a las demandas, los desafíos y, a veces, la adversidad de la vida moderna. Claramente, hay mucho en juego. Y, sin embargo, solo cuatro de cada 10 personas con insomnio solicitan ayuda, algo que es particularmente común en las personas mayores, donde el 47% cree que no se puede hacer nada para mejorar la calidad del sueño.

Cualquiera que sea el problema, al tomar medidas para abordar las causas subyacentes y con algunos cambios simples en nuestros hábitos y rutinas diarias, puede romper el ciclo de noches de insomnio y aprender a dormir bien. Dormir lo suficiente ayuda a desarrollar la resiliencia mental y emocional, de modo que puedas hacer frente a las demandas, los desafíos y, a veces, la adversidad de la vida moderna. Entonces, ¿cómo se hace? hay que observar bien tus hábitos diurnos.

Es importante que te hagas estas preguntas: ¿Cuánta cafeína bebe durante el día?, ¿Cuándo apaga tus teléfonos cómo poner los problemas del sueño en la cama de una vez por todas. ¿Tienes una rutina regular y constante para dormir y despertarse? y ¿Tu dormitorio es cómodo y está libre de ruido y luz?

Abordar estas áreas primero a menudo puede ayudarte a reducir cuál puede ser la causa raíz de tus problemas de sueño. El siguiente punto de llamada es evaluar la cantidad de actividad física que haces cada día. La actividad aeróbica regular calma los cuerpos y mentes, liberando hormonas para sentirse bien y ayuda a regular el estado de ánimo. Aunque esto no significa que deba ir al gimnasio para un entrenamiento intensivo, la actividad suave, como caminar, hacer yoga o trabajar en el jardín, tiene el mismo efecto.

Otra de las técnicas que aplican son la hipnoterapeuta centrado en soluciones, para tratar el insomnio en sesiones incluye un tipo de terapia de conversación que combina psicoterapia e hipnosis. Durante la hipnosis, el sujeto entra en un "trance", o un estado relajado natural, mediante la relajación guiada. Una vez en este estado relajado, es posible concentrarse en mantras, pensamientos y sugerencias que pueden ayudarlos a lidiar con el estrés y la ansiedad que pueden estar causando insomnio.

Otras de las practicas es conversar sobre los aspectos positivos del día y celebre los éxitos. Tu cerebro activa miles de neuronas con cada pensamiento. La repetición del proceso de pensamiento activa las mismas neuronas, por lo que, cuando haces un esfuerzo consciente por reconocer las cosas positivas de la vida, construyes patrones de pensamiento nuevos y útiles.

Asimismo crear una buena higiene para el sueño. Crea un plan, identifica las cosas que son fáciles de cambiar, como la hora de acostarse y la hora de levantarse, evitar los estimulantes antes de acostarse (por ejemplo, cigarrillos y cafeína), hacer suficiente ejercicio durante el día, crear un ambiente tranquilo, oscuro y cómodo. dormitorio y retire todas las pantallas electrónicas.

Y por ultimo busca apoyo profesional puede ser un gran paso, pero tiene muchos beneficios duraderos; a menudo es el comienzo de un verdadero enfoque y cambio. Dado que gran parte de nuestro bienestar mental depende de garantizar que tengamos un sueño de buena calidad, es hora de empezar a tomarte el sueño en serio. Ya sea que se trate de hacer algunos pequeños ajustes en su rutina o de embarcarse en un cambio de estilo de vida a largo plazo, es hora de dejar de contar ovejas y empezar a irse a la tierra de los sueños.

También te puede interesar