Paso a paso, armá tu dream board con Estilo

Por Marianella Cordero

¿Lo querés? Visualizalo, y cada día agradecelo desde ya: de la mano de Gabriela Arrieta, de Casa del Angel, quisimos conocer acerca de los famosos “dream boards”, y si no tenés uno, Estilo te da la idea de comenzarlo.

06/Enero 2020

“Con el boom del libro “El Secreto” mucha gente comenzó a hacer su propio “dream board”, pero eso es mucho más antiguo. Con mi alumnos lo estudiamos cuando hablamos de prosperidad”, comenta Gabriela – teóloga, angeóloga, directora de Casa del Angel.

¿Qué necesitás? Una cartulina, goma, tijeras, revistas, fotos o imágenes... ¿de qué? A ver, pues, por ejemplo, de ese viaje que soñás hacer, de la carrera que querés terminar en la Universidad, del deporte al que querés echarle ganas. Es decir, recortes que representen o muestren todo eso que anhelás, que buscás, que querés conseguir. Puede ser tu coche, la casa propia, el jardín, la oficina de tu nuevo trabajo, un sueño.

“Mucha gente lo usa solamente para atraer lo material, pero recordá que la prosperidad es un estado tuyo, ¿qué te haría feliz, cómo te sentirías próspero y pleno?”

Según Gaby, primero hay que estar claro con quién sos, qué hacés, y sí, de último qué tenés o qué querés hacer – tristemente en este siglo, la gente solo piensa en qué tiene o qué quiere tener -. “Yo les aconsejo que comiencen teniendo claro quién sos, a partir de eso, ahí sí, qué metas tenés”.

No te voy a contar todo lo que pongo en mi dream board, pero por ejemplo, como a mí me gusta mucho correr, he puesto fotos de muchas maratones del mundo. Qué más, bueno, cada una sabe qué sueña, qué meta tiene. Una vez que tenés esos recortes, no se trata de pegarlos a lo loco como cualquier collage.

Esta cartulina tan simple – cuando la ves terminada, con todas esas imágenes de lo que soñás y amás se convierte en una obra de arte. Ponela en alguna parte de tu casa donde la veás a diario, porque como dice Gaby, es un recordatorio para el inconsciente, un vínculo para que el Universo te lo dé, atraer lo que amás.

“Pegá en el centro, lo más importante. Lo segundo más importante, arriba a la derecha, luego, lo tercero arriba a la izquierda. Lo cuarto, abajo a la derecha, y al final, abajo a la izquierda. Lo más importante en el centro, ocupando más espacio”.

¿Te gusta la idea? A nosotros también. Yo puedo decirte que por experiencia, cada dream board que he hecho… ¡se me va cumpliendo! Y le agrego más cosas. Y van llegando, eso sí, trabajo mucho por ellas.

“Cada vez que veas tu dream board, da las gracias porque ya está, de acuerdo a la Voluntad Divina, y en armonía para todo el mundo” concluye Gaby.

Conocé más de Gaby y Casa del Angel , escribile a samiguel@racsa.co.cr

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar