EL ÉXITO DE HERNÁN JIMÉNEZ

Por Marianella Cordero

Seis mil personas agotaron en horas todas las funciones de su nuevo show, “¿Quién dijo miedo?”. Abre más fechas, y se agotan. Y abre más, y se agotan. ¿Por qué?

12/Oct 2016

VER FOTOGALERÍA

San José, Costa Rica

A él no le va a gustar que lo diga, pero sin duda, lo es: “el rey del stand up comedy en Costa Rica”. No hace más que anunciar en un post que hay show nuevo, y… y ya: “sold out”. Más cómodo con el formato, más libre para hablar de lo que quiera, el carismático cineasta Hernán Jiménez, volvió con un nuevo show de stand up comedy. Quisiera decirles que ya lo vi, pero también estoy en la lista de espera para la próxima tanda de shows. Y si tengo suerte, pescaré espacio para enero... ¿Habrá?

Así de bien le va. Así habló con Estilo, acerca de esta exitosa temporada.

mp-hernan costa rica-121016 (8)(1024x768)

¿Cuántas veces y en cuánto tiempo se agotaron las entradas para este stand up nuevo? ¿Y te abrumó eso?

Lanzamos las entradas en dos fechas distintas. Las primeras mil se vendieron en una noche. Y las segundas cinco mil, se vendieron en 12 horas. Fue una verdadera locura. No me abruma, pero sí me conmueve, y mucho. Porque todas estas facetas de mi trabajo implican un período de muchísima soledad - soledad extrema. Concebir, escribir y batallar con tus propias ideas conlleva por fuerza grandes dosis de inseguridad. De modo que al ver a seis mil personas correr para estar ahí en primera fila y escucharme un rato es muy hermoso, y me genera también un gran sentido de compromiso. Ahora quiero que esa gente disfrute de un show de calidad. Es mi única manera de retribuir el gesto: trabajando todas las noches para que cada vez sea un mejor show.

Cuál es el insumo para este show - considerando que las noticias en CR suelen ser cíclicas: siempre calles malas, alguna "torta" gubernamental, ¿cómo te nutrís de contenido para éste?

El insumo es cualquier cosa que me inquiete. Y a mí me inquietan temas muy diversos. Si no tengo una opinión fuerte y apasionada al respecto, entonces no me interesa que esté en el show. Sí hay cosas del día a día que presento esta vez, qué sé yo, presas, trámites, subdesarrollo, porque eso nunca deja de definir nuestras vidas acá, pero también está la parte personal y mis propias inquietudes sobre la vida - esos temas me gustan cada vez más, y creo que da para mejor comedia.

mp-hernan costa rica-121016 (3)(1024x768)

¿Ya sentís que "le agarraste el toque" al stand up comedy como género?

Sí, esta vez lo noté más que antes. No me engaño, estoy muy lejos de hacer la comedia que me gustaría hacer. Sin embargo, 10 años de estar trabajando en esto no pasan en vano. He aprendido cosas, estudio a muchos comediantes, estudio mis propios shows, los aciertos, los desaciertos, los reproduzco, los modifico, los manipulo, y creo que cada vez me siento más seguro sobre el escenario. Supongo que esa es la particularidad más especial que he notado en este show: respiro más y respiro mejor, estoy más tranquilo, y eso hace que el espectáculo lleve otro ritmo, y la compenetración con el público - la sensación de tertulia - sea más profunda. Me gusta más así.

mp-hernan costa rica-121016 (10)(1024x768)

Comenzaste vos, y ahora hay al menos una decena de personas haciendo "stand up". ¿Los ves? ¿Qué te parecen? ¿Se puede aprender o hay que mandarse?

Sinceramente se me complica mucho verlos. No vivo en el país, y cuando estoy aquí, estoy haciendo una película o haciendo stand up en las noches, y cuando puedo descansar, no quiero saber absolutamente nada de stand up! Pero lo tengo como tarea pendiente. Quiero ver a toda la gente que está haciendo stand up, y los quiero ver en vivo, no en YouTube, y quiero ir a ver todas las obras que estén en cartelera, y ver actores y actrices jóvenes que no conozco, pues sé que hay talento de sobra allá afuera.

El stand up se aprende, claro, pero se aprende haciéndolo, y sobretodo haciéndolo mal. Y se aprende viendo a los grandes hacerlo bien; internet está repleto de esos. Pero no creo que se aprenda en una clase, de eso sí estoy seguro. Creo que es un ejercicio de tanta pero tanta vulnerabilidad, que es casi un acto íntimamente personal. Por eso es tan difícil. Hay que estar un poquito mal de la cabeza para someterse a eso.

Fotografías: Luis Alvarado.

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar