La boda de Henry Mauricio Soliman y Victoria Alejandra Valladares

Por Claudia Gómez

Henry Mauricio Soliman y Victoria Alejandra Valladares unieron sus vidas en una romántica ceremonia en la Basílica de Suyapa.

09/Nov 2020

VER FOTOGALERÍA

Henry Mauricio Soliman Palacios y Victoria Alejandra Valladares en el altar de la iglesia Nuestra Señora de Suyapa
Henry Mauricio Soliman Palacios y Victoria Alejandra Valladares en el altar de la iglesia Nuestra Señora de Suyapa

Las campanas de la Basílica de Nuestra Señora de Suyapa empezaron a repicar una y otra vez anunciando que el día más especial en las vidas de Henry Mauricio Soliman y Victoria Alejandra Valladares había llegado.

Fue una ceremonia clásica que puso sello final a un noviazgo que culminó frente al altar, donde Henry Mauricio, vestido con un impecable frac, esperaba ansioso a la novia, acompañado de su best man, su hermano Jacobo Soliman.

Una discreta decoración imperaba en el templo decorado con rosas y candelabros blancos que dieron la bienvenida a los invitados.

La radiante novia desfiló del brazo de su padre, Benjamín Valladares. Acorde a la tradición llevaba algo regalado: un delicado vestido de Tulle de Pronovias, obsequio de su tía Lesly Sigarreta; algo azul: los zapatos y algo prestado: un delicado rosario.

Victoria estuvo acompañada en todo momento por su dama de honor Lourdes Valladares, quien le ayudó de principio a fin.

cg solim (2)(1024x768)

La ceremonia se ofició entre cantos sacros por el sacerdote Carlos Magno y hermosas lecturas, a cargo de Christian Ramírez, Isabela Coello, Vivian Salman y Mónica Pineda.

El momento más emotivo llegó cuando Victoria y Henry fueron declarados esposos, ante la emoción de sus padres: Benjamín Valladares y Lourdes Quezada; Mario Soliman y Alma Palacios Así como sus padrinos: Shibley y Marlen Salman.

Luego, los recién casados abandonaron el templo, para protagonizar una esperada recepción en el hotel Real Intercontinental, donde los invitados y familiares les esperaban enmedio de una elegante atmósfera recreada por Alejandro Pineda y Paola Andino.

Durante el brindis, padres, padrinos, familiares y amigos alzaron sus copas en honor a los novios.

"Un amor para historia" fue la canción que los novios eligieron como su primer baile como esposos. La fiesta continuó hasta el amanecer con un divertido carnaval y a la medianoche, tomados de la mano, partieron el tradicional pastel creado por Mario Vides Cooper.

+ Ve la fotogalería aquí

También te puede interesar