Street Couture, la nueva colección cápsula de Yoyo Barrientos

Por Brenda Ortez

Conversamos con el querido diseñador hondureño sobre su nueva apuesta fashion; la reinvención –y democratización- de su marca y el aprendizaje que dejó en su vida la pandemia.

12/Feb 2021

VER FOTOGALERÍA

El mundo no es el mismo desde la última vez que nos vimos. Fue un encuentro alegre, como suelen ser todas las pláticas con Yoyo Barrientos. Recuerdo bien el entusiasmo con que nos compartió su siguiente gran proyecto, ¡qué emoción! Todo parecía fabuloso… hasta que semanas después llegó la pandemia. Esa que nos cambió los planes a todos, es más, nos dejó sin planes.

Desde entonces no solo ha enfrentado batallas personales luchando contra el covid-19 o asimilando el duelo por la pérdida de su padre, sino que además ha tenido que cerrar su atelier, replantear su marca, adaptarla a los nuevos tiempos, reinventarse y dejar atrás lo que ya no funciona, lo que ya no viste.

Entre días buenos y no tan buenos, su reinvención comenzó desde adentro, como ser humano, hasta llegar a su faceta profesional. Yoyo reunió todas sus fuerzas y poco a poco empezó a reconstruir su marca, con la misma esencia, pero con una nueva visión.

Así llega Street Couture, una nueva colección cápsula de camisetas con exquisitos detalles bordados a mano que Yoyo lanzó oficialmente y que se puede convertir en una perfecta adición para el guardarropa de verano.

Conversamos con él sobre el nacimiento de esta línea, la necesidad de apoyar la moda local y las experiencias vividas a lo largo del último año, tiempo de dolor pero también de aprendizaje.

yoyo2.3(1024x768)

Street Couture & la democratización de la moda

La creatividad de Yoyo se reviste de nuevos matices recordándonos que aún hay mucho por hacer, y si toca empezar de cero, lo hace sin temor. Como nos dice, “no puedo seguir esperando sentado a hacer vestidos diseñados a la medida cuando los eventos son muy escasos, he tenido que evolucionar haciendo piezas que llamen la atención y que también sean exclusivas”.

Eterno amante de los detalles elaborados, los tejidos de calidad, los cortes audaces y bordados, sabe que la nueva normalidad demanda otras prendas y que para mantenerse a flote debe reinventarse, “sigo apasionado por las piezas a medida de Alta Costura pero ahora eso es secundario, me interesa más lo que pueda vender en línea, que mi marca sea reconocida, que no se quede atrás y siga a la vanguardia”.

yoyo5(1024x768)

Fue así que literalmente sacó del baúl exquisitas telas, guipures y bordados de encaje, instaló su máquina de coser y comenzó un nuevo proyecto inspirado en la hermosa colección Street Couture que presentó en las pasarelas de Estilo Moda en 2017, “siempre había tenido la idea de hacer camisetas con otro concepto más allá de los logos entonces tomé la iniciativa de reciclar piezas que me habían quedado de vestidos de alta costura para adherirlos a algo más casual, funcional y accesible, prendas con las que todas las mujeres se puedan ver sport pero también super couture”, nos dice con entusiasmo renovado, definitivamente, ¡Yoyo ha regresado!

yoyo3(1024x768)

Tomando como base camisetas blancas, las transformó una a una, puntada a puntada, “esta colección de t-shirts couture va dirigida a todas aquellas mujeres que busca una pieza única, diferente y que quieren un pedacito de Yoyo Barrientos en su clóset”, explica y añade, “siempre es bonito mezclar los conceptos y mi inspiración surgió al adherir un toque elegante, sobrio y diferente a una simple camiseta. Les puse apliqués y detalles de todo tipo de texturas, bordados, encajes, guipures…”

Y así sale a la luz esta nueva línea, “dedicada a una mujer chic, que quiere verse diferente, sport pero elegante”.

Como la mayoría de los diseñadores en el mundo, Yoyo se inclina hacia una nueva era en la industria, más sostenible y funcional, pero también más inclusiva, que permita a más personas llevar piezas únicas y de calidad. Es una abierta declaración a la democratización de la moda.

yoyo4(1024x768)

Sabe que no es un camino fácil, especialmente en países como el nuestro, donde primero se requiere creer en lo hecho en Honduras, romper estigmas e incentivar la compra local. Sin embargo, a pesar de su matiz negativo, la pandemia nos ha dejado ese aprendizaje, esa nueva práctica, “creo que a todos en general nos ha ayudado a consumir un poco más lo que se produce en el país, porque no sólo se trata de moda se trata también de cocina y de otro tipo de emprendimientos a los que hay que apoyar”.

yoyo10(1024x768)

Desde mucho antes de la pandemia, nuestros diseñadores han demandado un mayor apoyo de los consumidores locales, de ahí que han surgido iniciativas como ESTILO Moda, que hace cinco años se convirtió en la mayor plataforma de difusión del talento nacional, “yo he insistido en los últimos 10 años que se nos tome en cuenta como industria de la moda porque siempre somos considerados como una tercera o cuarta opción pudiendo ser la primera para todos los hondureños”.

A paso lento pero firme esta industria comienza a ser más valorada, “ahora la moda y principalmente la hondureña, se percibe de una manera más accesible, hay que acabar con esa idea que los diseñadores somos inalcanzables debemos ser tomados en cuenta como una opción para vestirse”, asegura.

yoyo (6)(1024x768)

El renacer

Con una trayectoria de más de 25 años en los que nunca se cansó de aprender, experimentar y romper esquemas, Yoyo construyó su reputación como un diseñador vanguardista y atrevido, sin miedo a romper las reglas. Empático y espontáneo, siempre dispuesto a compartir conocimientos o apoyar a quien lo requiera, también se ha ganado el cariño y la admiración de sus compañeros en la industria.

En esta casa editora lo consideramos más que un aliado, un amigo por quien sufrimos cuando a mediados de 2020 debió ser ingresado por complicaciones de Covid-19, “fue una situación muy difícil porque no solamente me vi afectado por el virus sino que también perdí a mi papá y mi hermano menor también se contagió. Estábamos los tres ingresados en el hospital al mismo tiempo. Pero aceptamos la voluntad de Dios”, dice Yoyo, lo hace sin resentimiento, más bien con mucha paz, esa que solo da el tiempo y la fe.

yyo8(1024x768)

¿Cómo ha logrado superarlo? Sin dudarlo contesta con certeza, “con Jesús en mi corazón. No podemos pasar situaciones difíciles sin confiar en Él, sin apoyarnos en el único que tiene el poder para llevarnos por este difícil camino”.

Un año después de compartir en aquella entusiasta plática cargada de sueños, solo podemos agradecer que seguimos de pie, y que todos de alguna manera hemos cambiado para bien, “no podemos ser los mismos después de atravesar este camino. Eso implica madurez, reinvención y paz. Para superar todo lo que he vivido se necesita fe y confianza en Dios, unión familiar. He podido recibir amor y compresión de parte de mis verdaderos amigos”.

yoyo7(1024x768)

La añoranza la llevamos a cuestas y en el caso de Yoyo no puede negar la suya, “realmente lo que más extraño es a mi papá y a los amigos que ya no están con nosotros, además de no poder ver a una buena parte de mi familia y buenos y queridos amigos…También me hace falta viajar”.

Desde los grandes imperios hasta las pequeñas boutiques, el rubro de la moda es uno de los más golpeados por la pandemia y nuestro entrevistado lo ha vivido en carne propia. Todavía podemos recordar cuando anunció en sus redes el cierre de su taller, ese lugar que acondicionó con tanta ilusión, donde a diario se tallaban vestidos novias, graduadas, mujeres a las que les brillaban los ojos al verse en el espejo con sus diseños personalizados tallados a la perfección por el diseñador.

“Profesionalmente ha sido un periodo demasiado difícil y complicado, todo se canceló y tuve que cerrar mi atelier. Eso fue un golpe bajo para mi espíritu de artista. Pero creo que todo ha cambiado y no me puedo quedar atrás, he tenido que reinventarme, reacomodarme a la situación y seguir adelante. En estos últimos 11 meses mi marca significa reinvención y accesibilidad”, afirma.

yoyo9(1024x768)

Aunque la realidad es muy distinta, la pandemia no ha podido robar los sueños de este artista, que ve hacia el futuro con esperanza, con seguridad en sí mismo y con la disposición de moverse al ritmo de los nuevos tiempos, “creo que podría reaperturar mi atelier en un par de años, pero con otra estructura y estrategia. Adaptándome a la diversidad que nos lleva el mundo de la moda actual y el de los negocios”.

Mientras gesta futuros proyectos, Yoyo Barrientos traza nuevos diseños, hace cortes limpios y certeros, se sienta sin miedo frente a su máquina de coser y también borda a mano como un verdadero couturier. Ha vuelto a lo básico, se ha reencontrado a sí mismo, sacó telas de su baúl e ideas de sus recuerdos y experiencias y decidió renacer. Si, de ahora en adelante su marca tiene otro matiz y desde aquí le aplaudimos por ello.

Textos Brenda Ortez Fotos Carlos Badia, Dany Barrientos, Héctor Hernández, Daniel Mendoza

También te puede interesar