GRUPO OPSA:

Jurek Jablonicky vive su mejor momento  

Por

'Siento que tengo la responsabilidad de retratarnos con autenticidad y respeto. Yo puedo contar la historia que yo quiera pero siempre me gustaría darle a la gente ese sentimiento de verse en la pantalla grande. Mi deber es crear buen cine que cruce fronteras'.

28/mar 2018

Personalmente, desde que lo conocí, sabía que estaba destinado para algo grande. Era un chico de middle school con una seguridad que no es muy usual en la adolescencia. Actitud, carácter, ingenio, humor... desde entonces Jurek Jablonicky parecía el dueño de su futuro.


El cine lo marcó desde que era un niño, lleva esa pasión en la sangre, lo vive al máximo, solo así podría explicarse lo mucho que ha logrado a su corta edad y el aporte que ha realizado a este rubro en nuestro país.

Con sus conocimientos en Realización Global para Cineastas en Kinema Escuela de Cine en Bilbao y después en Madrid en Metropolis CE, sumado a su visión, creatividad y talento, Jurek ya ha escrito importantes capítulos en la historia del cine hondureño.

Cuando eras pequeño, ¿soñabas con algo en especial?

$iterVelocityTools.getAdContainer($publicidad_slot)


Pasaba horas y horas con mi hermano actuando las escenas de las películas que más nos gustaba. Nos aprendíamos todo el dialogo de las películas que mirábamos una y otra vez en VHS e íbamos al cine mucho con mis papás. Desde que salíamos del cine hasta llegar a la casa íbamos hablando de la película y siempre jugábamos alrededor de los personajes de la película que acabábamos de ver. Personalmente, creo que era imposible que en mi infancia no me enamorara del cine ya que crecí en la edad dorada del renacimiento animado de Disney, películas como The Lion King, Alladin y Hércules y live action como Hook marcaron mi infancia.

¿Cómo te encuentras con el cine?¿Cómo te das cuenta que era lo que querías hacer? ¿Cuál fue el detonante?


El cine y todas las disciplinas artísticas que se necesitan para crear cine consumen mi vida al 100%. Desde la música, a la fotografía, la escenografía, vestuarios, etcétera...Me inspiran mucho día a día. Me encantaría que solo pudiera ver películas todo el día, me encanta encontrar pequeñas gemas olvidadas que personas pusieron su todo para crearlas. Siempre me ha encantado el cine pero el detonante creo que fue cuando tenía 10 años y vi Crouching Tiger Hidden Dragon, me acuerdo que quedé pasmado, me pasó lo mismo con The Royal Tenenbaums. Quería saber quién estaba detrás de ellas, quien se le ocurrió hacerlas y como se hicieron.


¿La película que nunca dejabas de ver?

$iterVelocityTools.getAdContainer($publicidad_slot)


La verdad que siempre tuvimos películas recurrentes que nunca dejábamos de ver en mi casa. Mi hermano, Jan Pavel y mi primo Chia Casanova estaban obsesionados con The Mighty Ducks asi que la vimos incontables veces. The Fifth Element también era básica que la veíamos constantemente. Big Bada boom. Tambien mirábamos Edward Scissorhands, Addams Family 2, Face Off, Terminator 2 y Home Alone también. Creo que después pasó a ser Moulin Rouge que se hizo parte nuestro repertorio usual en casa Jablonicky, ya que a todos les gustaba. A mi mamá siempre le han gustado las películas de horror así que siempre mirábamos The Haunting, aunque me dé pena admitirlo.


¿Qué pensaron tus padres de tu decisión de estudiar cine?


Al comienzo pues pensaron que iba ser solo un hobby, que me gustaba pero no tanto para dedicarme a esto. Creo que cuando vieron lo emocionado y lo apasionado que era supieron que iba en serio. De todas formas mis papás siempre me dijeron que podía hacer lo que quisiera siempre y cuando me hiciera feliz y que lo hiciera lo mejor que podía.

¿Cómo fue esa etapa universitaria, cuál fue tu mayor aprendizaje?


La verdad que fueron los mejores años, salir de Honduras a conocer a gente igual de apasionada por lo mismo. Saber que existían personas iguales que yo, siguiendo sus sueños, lo hacía más especial. Cometí muchos errores esos años pero no los cambio por nada del mundo ya que aprendí de ellos. Mis compañeros y profesores se han convertido en colegas de trabajo y en familia ya que seguimos siendo unidos y trabajando juntos aunque todos estemos en diferentes partes del mundo. Mi mayor aprendizaje fue empezar de cero, dejar el ego y aprender a ser humilde ya que hasta los grandes empiezan haciendo inmaduras.

Háblanos de tus primeros trabajos, ¿cómo los defines ahora?

$iterVelocityTools.getAdContainer($publicidad_slot)

Flor del Mal, Por Ti, Madrid y Reconcilable Differences. Mis primeros trabajos me dan un sentimiento de nostalgia, felicidad y arrepentimiento. Por un lado estoy muy orgulloso de ellos y en su momento lo estuve más pero puedo ver como cada trabajo forjó mi carrera y mi visión artística a lo que ahora soy.

Fueron momentos muy felices crear esos trabajos con gente muy querida que hasta el día de hoy son parte de mi vida y siempre lo serán. Momentos muy divertidos pasados en el set se convierten en memorias implacables de mis sueños recurrentes. Claro me arrepiento al ver errores que hoy en día no haría, de cómo hubiera hecho cosas diferentes pero eso me pasa hasta a ahora, uno tiene que ser su mayor critico en esa profesión o sino no estás creciendo.


¿Con qué dificultades te encontraste al realizarlos?


Pues falta de recursos y de práctica hicieron que cometiera bastantes errores pero fue una experiencia muy productiva y no cambiaría nada de eso.


En materia de directores de cine ¿quién es tu role model, tu máxima inspiración?

$iterVelocityTools.getAdContainer($publicidad_slot)


Ahorita me inspira mucho Fernando Eimbcke y Andres Wood, ya que los dos son directores latinoamericanos, mexicano y chileno respectivamente, y los dos están haciendo cine que me habla mucho a mí. Me encantan sus temas, es el tipo de película que yo quiero hacer, ese despertar o decisión positiva o negativa que cambia tu vida o como ves la vida para siempre. Otro director que me inspira mucho es Xavier Dolan, a su corta edad ya tiene seis películas todas estrenadas en Festival de Cannes y ya podría decir que tiene un par de obras maestras.

Conocer tu estilo y cambiar de género siempre manteniendo tu firma es algo que muchos directores pasan años buscando, creo que va a ser conocido como uno de los grandes directores de nuestros tiempos. Por último tengo que decir Andrea Arnold me inspira mucho, sus películas me hacen sentir verde de la envidia y su última película me llevo a escribir mi siguiente proyecto cinematográfico.

¿Qué parte te apasiona más del proceso de producción de una película?


Estar ya en el set, el primer día del set me da una sonda de energía y felicidad que es indescriptible, hay un cierto sentimiento de saber que todo el trabajo que has hecho, todas las horas de sudor, lágrimas e insomnio dan al sentimiento de que tenes que seguir un plan específico para que todo te salga bien y saborear el momento creativo.

¿Cómo ves el presente y el futuro del cine en Honduras?

$iterVelocityTools.getAdContainer($publicidad_slot)


Pues Honduras es increíble cómo ha ido creciendo de una manera tan rápida y cómo vamos mejorando nuestra producción cada día. Pronto vamos a contar con una ley de cine que podremos tener el apoyo de la empresa privada y del gobierno ya que contará con un fondo para la educación de nuestra industria. Honduras ya cuenta con el Comité Seleccionador de Honduras ante los Premios Oscar, donde yo soy su Presidente fundador, mandamos por primera vez una película hondureña que como selección oficial para la categoría de Mejor Película Extranjera y eso es un gran paso para que nuestro cine sea tomado en serio. Creo que el futuro trae nuevos hondureños con mucho talento ya que hay muchísimo más interés en nuestra industria que antes, ya que la gente se está dando cuenta que es muy lucrativo.

En materia de actores, productores y directores nacionales, ¿cómo crees que podemos potenciar ese talento en Honduras que aún no es formado profesionalmente?


Creo que a través de la publicidad podemos ir capacitando a nuestros cineastas, ya que el 90% de los cineastas en Honduras y el mundo viven de hacer publicidad y contenido audiovisual. Creo que debemos hacer que las empresas multinacionales crean y le den una oportunidad a productoras nacionales para ir creciendo profesionalmente. No hay mejor escuela que estar en un set, y ese set puede ser de publicidad e ir empujándose creativamente cada día.

¿Te arrepientes en algún momento de tu decisión de elegir este rubro?


Nunca me he arrepentido, es la mejor decisión de mi vida. Si no estuviera haciendo esto, no sería feliz, estaría vacía mi vida. Tengo mucha suerte de poder estar haciendo lo que me hace feliz, yo sé que es un lujo hoy en día. Mucha gente se levanta todos los días a trabajos que no les da alegría, que no sienten pasión sobre ellos y eso me parece una tortura.

Es increíble la verdad que pueda estar ejerciendo mi carrera en mi país, nunca lo doy por sentado. He pasado por muchas dificultades en este rubro, desde falta de apoyo económico, a falta de equipo, a falta de presupuesto, falta de permisos, pero todas las dificultades hacen que esto sea una profesión emocionante, buscar la solución creativa para poder hacer la toma que tengo en mi cabeza es de las cosas más satisfactorias de la vida. Que aburrido sería el cine si fuera fácil. Si fuera fácil el cine solo existieran películas de Adam Sandler y el mundo sería mucho peor.

Sundance, Cannes...Imaginaste alguna vez que llegarías a esos escenarios? ¿Cuéntanos cómo se dio esa oportunidad? ¿A dónde más quisieras llegar?


Pues siempre fue un sueño llegar a esos festivales, pero mi sueño sigue siendo competir en esos festivales con una película hondureña. Fui a Sundance a mostrar una edición temprana de mi cortometraje Todos Bailaban para ver el interés que había de hacerlo largometraje con mi productor ejecutivo Andrew Goldstein. A Cannes nos presentamos al Short Film Corner que es el mercado de cine más grande de Europa ya que queríamos buscar los fondos para convertir Todos Bailaban en largometraje.

Y fue muy productivo ya que si pudimos gestionar los fondos para la película. Me siento privilegiado de abrir espacios para otros cineastas hondureños quienes ahora seguirán nuestro ejemplo, ser un referente de un cine exportable capaz de hacer honor a nuestra imagen a la par de obras que cambian el mundo.


Soy miembro de Cinema 23, asociación de cineastas latinoamericanos que votan y nominan para el Premio Fénix, reconocido como el Oscar latino así que claro que me veo ahí compitiendo. Me gustaría competir también en Berlín, Venecia, Toronto, Tribeca, Morelia, San Sebastian, Locarno….yen premios como los Goya, los Cesar, Critics Choice, los Indie y claro que los Premios de la Academia. ¡Quiero todo!



¿Cómo surge la idea de Todos bailaban, el corto que te llevó a Cannes?


Surge de crear una historia del género coming of age de una chico de último año, siempre quise contar una historia de ese último año de la escuela en donde todo cambia y hay una ansiedad terrible por lo que trae el futuro.

Actualmente estás trabajando en el largometraje, ¿cómo va ese proceso?

Estamos en pre producción ya, esperando empezar muy pronto, ya estamos muy cerca. Estoy muy emocionado, ansioso, estresado, nervioso, feliz y todo lo que va en medio de los sentimientos de hacer mi ópera prima. Queremos estar terminando a finales de año ya con la película completa y la premier mundial. Estamos en coproducción con Francia con varios productores de allá que nos están ayudando mucho. El mayor reto ha sido conseguir todos los fondos de esta gran producción.


¿En qué otros proyectos trabajas actualmente?


Estamos en etapa de distribución de Une Nuit que tuve su premier mundial en Seminci en Valladolid y ahora va empezar su gira global. Estamos trabajando en los siguientes dos largometrajes después de Todos Bailaban, las dos son co-producciones con otros países. No puedo divulgar mucho de estos proyectos pero se vienen pronto.

Esta carrera te ha llevado a conocer a muchas personas, ¿quiénes te han impresionado más y por qué?


Werner Herzog es alguien que me impresiono mucho porque su sabiduría y amor por el cine me sorprendió lo actualizado que está en todos las frontera tecnológicas. Me trastorno conocer a Ellen Burstyn, una gran leyenda del cine con papeles icónicos que han forjado mi vida. Apichatpong Weerasathakul también causa una impresión muy grande en mí, su humildad y delicadeza me inspiro mucho. Es uno de los grandes autores de nuestros tiempos y pasa desapercibido donde esté, me encantó conocerlo, inmediatamente su vibra era la de un cineasta interesante y único. Cuando me estaba hablando me hipnotizaba igual que sus películas.

¿Crees que el cine nacional refleja de forma auténtica nuestra realidad? ¿Qué crees que le falta a lo que se hace actualmente?


De repente creo que para muchas personas si se podrán ver reflejados pero eso no le da excusa a muchos cineastas a tratar a sus propios paisanos como ignorantes o como una broma. Hay maneras de ser autóctonos y celebrar nuestras idiosincrasias sin caer en la vulgaridad. Creo que hace falta capacitación para guionizar, desde el concepto de las historias. Creo que hay mucho machismo y sexismo al escribir historias, Es increíble leer y ver cortometrajes y ver películas que metan siempre como hombres maltratan o denigran a mujeres, duele mucho ver eso ya que es un tema recurrente en nuestro cine. Necesitamos más voces femeninas que cuenten sus historias y más oportunidades en posiciones de poder en jerarquía cinematográfica para que podamos ir nivelando la equidad de género que tanto nos hace falta.

¿Tu proyecto de ensueño?


Me encantaría hacer la película sobre la historia de mi abuelo. Como se escapó de la Segunda Guerra Mundial desde Checoslovaquia hasta llegar escaparse de Europa y los años ínterino que estuvo en New York hasta llegar a Honduras. Nunca creía que iba a hacer una película bélica pero es una historia muy cercana a a mi corazón y es algo que nunca se ha visto.

En nuestro país, ¿dónde crees que puedes encontrar inspiración? ¿Qué historias te gustaría contar?


Yo encuentro inspiración en amistades mías todos los días, o gente que admiro, ya que hay gente increíble aquí haciendo cosas maravillosas. Yo busco inspiración en las redes sociales, en cómo se comportan las tendencias, me inspiran algunos lugares mágicos que solo Honduras puede ofrecer. Me gustaría contar esas historias de voces que no han sido escuchadas de mi país, de una generación que viene más conectada al mundo.

¿Sientes que tienes algún deber o responsabilidad con los espectadores en Honduras?


Siento que tengo la responsabilidad de retratarnos con autenticidad y respeto. Yo puedo contar la historia que yo quiera pero siempre me gustaría darle a la gente ese sentimiento de verse en la pantalla grande. Mi deber es crear buen cine que cruce fronteras.

¿A dónde quieres llegar en unos años? ¿Cómo te ves en el futuro?
Quiero poder ser reconocido como un director de cine de autor hondureño, traer a Honduras en la pantalla grande. Me gustaría estar haciendo mis siguientes proyectos en diferentes partes del mundo, me encantaría rodar en Asia y Europa. Quiero impulsar a cineastas y artistas hondureños y poder brindar una plataforma en el que puedan florecer como en cualquier otro país del primer mundo.

¿cómo crees que te ven tus amigos?


Creo que me respetan y me dejan ser exactamente quién soy pero también me ven como alguien intensamente leal y divertido.

¿Tu libro favorito?


Hitchcock/Truffaut de Francois Truffaut

¿Una película que no te cansas de ver?


Au Revoir Les Enfants de Louis Malle

Un director con el que te gustaría trabajar?


Antonio Campos…

¿Un actor que admiras?


Min-sik Choi, Jean Paul Belmondo, Nicole Kidman, Isabella Huppert

El mejor consejo que te han dado...


Si pasas la vida entera siendo otra persona, ¿quién va ser vos?

¿El género que más te gusta y por qué?


Me encanta el coming of age, porque es un género que se trata sobre la decisión de una persona que puede cambiarle la vida por el resto de la vida.

¿Cuál quisieras que fuera tu legado como cineasta?


Me encantaría dejar una filmografía hondureña bien curada y con varias obras maestras….Crear una movimiento de cine que sigan mi pensamiento creativo y crear muchos nuevos cineastas.

categorías