Los Biden ofrecen su primera entrevista desde la Casa Blanca

Por Redacción

Convertidos en presidente y primera dama, Joe y Jill Biden ofrecieron su primera entrevista desde la Casa Blanca a la edición semanal de la revista People, en la que hablan de su llegada al emblemático edificio, el matrimonio, la fe y los desafíos que se avecinan.

03/Feb 2021

El recién juramentado presidente de los Estados Unidos Joe Biden, ofreció su primera entrevista desde su nueva sede en la Casa Blanca en Washington a la revista People, en la que hizo énfasis en este nuevo capítulo, "tenemos problemas, pero también tenemos enormes oportunidades".

Acompañado de su esposa Jill Biden, el mandatario de 78 años conversó con la popular edición norteamericana sobre los retos que enfrenta así como el " surrealista" regreso al emblemático edificio que el exsenador y vicepresidente conoce muy bien pero al que nunca consideró su casa.

Como asegura en la publicación, algunas cosas son muy diferentes ahora en la Casa Blanca pero otras siguen tal como los Biden las recordaban, ese es el caso del mediático huerto de Michelle Obama. "¡El jardín va fuerte!", dice Jill de 69 años, quien como lo anunció, ha vuelto a enseñar inglés en el Northern Virginia Community College, aunque actualmente lo hace de manera virtual. Ella es la primera esposa presidencial en la historia moderna en continuar con su carrera profesional, "esa es mi pasión", dice. "es mi vida."

Biden 2.7(1024x768)

En su primera entrevista como presidente y primera dama para el número de People que se publica esta semana, los Biden comparten la "magia" de sus primeros días en la Casa Blanca y revelan cómo lograron fortalecer su matrimonio de 43 años a pesar de los altibajos que implicó llegar hasta aquí. "Existe esa frase que dice que a veces te vuelves más fuerte en los lugares fracturados", dice Jill Biden. "Eso es lo que intentamos lograr".

En palabras del presidente, ocupar la Casa Blanca "es surrealista ... pero es cómodo. Estuvimos aquí ocho años, pero no en esta parte de la residencia. Pasé mucho tiempo en la Sala del Gabinete y en el Óvalo con el presidente. Así que arriba [en las habitaciones familiares privadas] es nuevo".

Por su parte, la primera dama confiesa a la revista que "el personal de la residencia ha sido genial, tratando de hacer que se sienta como en casa para nosotros. Tenemos fotos familiares por todas partes, nuestros libros, algunos muebles que trajimos de casa".

biden.380(1024x768)

A la pregunta sobre si podría haber hecho todo este trabajo sin su esposa, Biden contesta de forma genuina, "todos podemos hacer nuestro trabajo, pero no tan bien como lo hacemos. No creo que me hubiera mantenido involucrado en la vida pública. Jill llegó en un momento realmente importante y volvió a unir a mi familia. Ella es el pegamento que lo mantenía unido y supe que quería casarme con ella poco después de conocerla... No es que no peleemos y discutamos a veces. Solo tengo suerte".

El presidente también habla un poco sobre su devoción católica sin intentar dogmatizar, "No quiero hacer proselitismo. Mi religión, para mí, es un lugar seguro. Nunca falto a misa, porque puedo estar solo. Quiero decir, estoy con mi familia, pero absorbiendo el principio fundamental de que tienes que tratar a todos con dignidad. Jill, cuando quiere que reciba un mensaje real, lo pega en el espejo sobre el lavabo donde me afeito. Y puso una gran cita de Kierkegaard diciendo: "La fe ve mejor en la oscuridad". Otras personas pueden meditar .A mí, la oración me da esperanza".


También te puede interesar