GRUPO OPSA:

San José más diverso que nunca

Por

Estilo se hizo presente en la Marcha de la Diversidad que llenó las calles de San José de Costa Rica este domingo.

27/jun 2016

San José, Costa Rica

Siete años han pasado desde la primera Marcha de la Diversidad en Costa Rica, y no hay duda: hoy San José no estaba sorprendido, no fue una capital asombrada a algo "nuevo", ni "raro", no hubo caras de desaprobación, ni miradas morbosas: ayer domingo se vivió la Marcha de la Diversidad más multitudinaria de la historia en un ambiente tan amigable, que lo disfrutaron desde niños, hasta familias y muchos josefinos que tal vez no sabían del desfile, pero se quedaron casualmente a verlo pasar desde la acera.

Al menos treinta mil personas a lo largo del Paseo Colón y la Avenida Segunda, llenaron la ciudad con música, banderas de arcoíris, y las más variadas manifestaciones de cariño universal. De la mano, con un abrazo fuerte, un beso, sin esconderse, sin ocultar, porque ser distinto es normal. Y muy humano.

Sería injusto llamarlo "el desfile gay", porque no desfilaron solamente homosexuales, también los acompañaban sus familiares y amigos heterosexuales. Era gente, punto: gente diversa, de cualquier preferencia sexual, no sabemos de qué creencia religiosa, política,… nada. ¡Gente alegre y diversa! La Marcha de la Diversidad acogió a todo aquel que respete y celebre que los demás tienen derecho a querer a quien quieran querer, y manifestar su individualidad y sus gustos.

Habiendo participado otros años en la Marcha, puedo decir que este fue el año en que no solo desfilaron más, sino también los esperaba más público a lo largo del desfile, que arrancó poco después de las 12 del día, con el apoyo de la Municipalidad de San José, y varios grupos organizados de las poblaciones LGBT del país y del istmo.

$!Foto: Revista Estilo



Música - ¡toda! muy bailable, "cantable", "coreografiable" -. La calle fue una enorme pista de baile, en donde carros alegóricos llevaban grandes parlantes, escenografías, personajes, drag queens y bailarines. Empresas privadas que apoyan y promueven la diversidad y los derechos humanos para poblaciones sexualmente diversas, llevaron mensajes de apoyo, entre ellas Sykes, HP, con frases como "love has no labels".

Entre las autoridades de gobierno presentes, Ana Helena Chacón, Vicepresidente de la República, la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz; y al cierre el embajador de los Estados Unidos en Costa Rica, Fitzgerald Haney recordó a las víctimas asesinadas en el club Pulse, en Orlando, hace tres semanas.

Estilo acompañó al colectivo Mea Culpa, cuya carroza se decoró con enormes abanicos multicolor. Los integrantes de Mea Culpa llevaban los suyos, y los agitaron en el aire en cada canción, no pararon de bailar hasta que acabó el desfile.

No hubo gritos ni consignas, pero sí mensajes claros reafirmando los derechos de las poblaciones LGBT, en sus camisas, pancartas y signos externos.

Al cierre, casi a las tres de la tarde, San José seguía lleno de gente, que disfrutó de un breve concierto en la Plaza de las Garantías Sociales. Algo está cambiando en San José. En Centroamérica. Hoy lo sentimos en el aire.

Más solidaridad. Más tolerancia. Más respeto.

+ Ingresa aquí para ver todas las imágenes

categorías