7 Lecciones de vida por Jane Fonda

Por Redacción

"La idea de envejecer aterra a la gente, pero a mí no. Lo cierto es que a partir de los 50 somos más felices"

14/Oct 2019

"La idea de envejecer aterra a la gente, pero a mí no. Lo cierto es que a partir de los 50 somos más felices: hay menos estrés y menos ansiedad porque hemos pasado por muchas dificultades y nada de eso nos ha matado, así que no nos tomamos las cosas tan a pecho”, asegura la legendaria actriz Jane Fonda, cuando se le pregunta acerca de la edad.

La protagonista de “Barbarella” tiene 81 años de vida y a lo largo de este tiempo ha logrado tener una exitosa carrera como actriz, escritora, editora de libros, presentadora de videos de aerobics, activista política y cristiana. Jane Fonda nos ha enseñado que vivir es una cuestión de actitud y un trabajo de tiempo completo. Por eso es que hoy celebramos su grandiosa existencia con un conteo de las lecciones más útiles que podemos aprenderle.

LECCIÓN 1: No hay edad para el sexo

El sexo es fundamental, dice la actriz, quien lleva una relación con el productor musical Richard Perry. Jane está convencida de que el cerebro es el órgano sexual más importante y que la gente de edad avanzada no debe pensar que su vida amorosa ha llegado a su fin, sino que la vida está llena de alegrías que debemos disfrutar y compartir con la gente que nos rodea.

LECCIÓN 2: Debemos sentirnos sexys a pesar de lo que nos digan

La actriz fue uno de los símbolos sexuales del cine en los años 70. Sin embargo, cuando tenía 22, el magnate Jack Warner (fundador del estudio cinematográfico homónimo) diagnosticó: "Tendrá un buen futuro si la tiñes de rubio, le rompes y recompones la mandíbula y le añades algo de silicona o le pones rellenos en el pecho".

Por este tipo de comentarios, Jane no se consideraba sexy en su juventud, a pesar de que era admirada por muchos hombres que seguramente la contaban en el número uno de sus fantasías sexuales. Afortunadamente, conforme fue madurando, se dio cuenta de que no sólo era sexy, sino una de las más sensuales de su generación.


LECCIÓN 3: Sé excelente en lo que haces

Al principio de su carrera, Jane se consolidó con películas como “Sunday in New York”, “Cat Ballou” y “Walk on the Wild Side”. Por esta última ganó el Globo de Oro a la mejor nueva actriz. También protagonizó papeles de comedia romántica al lado de actores de la talla de Robert Redford.

No pasaría mucho tiempo desde que incursionó en el cine para que la joven actriz se llevara su primer Oscar por la película “Klute” en 1971. Le seguiría otra estatuilla en 1978 por su papel en la cinta “Coming home”. Su carrera como actriz le dio grandes triunfos en las décadas siguientes, hasta que anunció su retiro en 1992 para volver a la pantalla grande en el 2005.

LECCIÓN 4: Cuida tu cuerpo

Si le preguntamos a Jane Fonda por sus famosos videos de aerobics, respondería que se siente avergonzada a pesar del éxito que tuvieron. Lo cierto es que se convirtió en la maestra universal del fitness de aquellos años, y nadie como ella para motivarnos a estar en forma sin importar nuestra edad. ¡Basta con ver lo guapa y en forma que luce a los 77 años!

LECCIÓN 5: Apoya las causas en las que crees

Además de actriz y presentadora de videos de fitness, Jane también ha sido activista política. Luchó en contra de la guerra de Vietnam y formó parte del movimiento por los Derechos Humanos, lo cual le trajo muchas críticas que cuestionaban su participación en esas causas como simples trucos publicitarios. A través del tiempo, la actriz calló bocas pues siempre ha apoyado causas sociales y se distingue por su altruismo.

LECCIÓN 6: Profesa tu fe con el corazón

En años recientes, Jane Fonda ha declarado que quiere ser recordada en el mundo por los actos que su devoción a Cristo le hagan plasmar en la sociedad. En 2005 editó su autobiografía “My Life So Far”, donde divide su vida en tres actos, cada uno de ellos comprende un periodo de 30 años. Ahí asegura que el último acto es el más importante de su vida, debido a la madurez con la que llega, el aprendizaje de los errores que a lo largo de los años cometió y su fe en Dios, más fuerte que nunca.

LECCIÓN 7: Aprende a perdonar

Hace algunos meses, la actriz reveló que leyendo las memorias de su madre, Frances Ford Seymour, descubrió que su mamá había sido violada cuando era niña. “Sólo cuando me enteré de esto la pude perdonar”, confesó la actriz. Según sus propias palabras, su madre fue una mujer promiscua, adicta a las cirugías estéticas e incapaz de mostrar afecto a los demás; una vida tormentosa la llevó a suicidarse a la edad de 42 años. Jane odió por mucho tiempo a su madre, hasta que se enteró de su gran tragedia cuando era niña y que probablemente causó todos sus problemas como adulta. Pudo perdonarla finalmente y saber la verdad la ha llevado a estar muy cerca de otras víctimas de violación del Centro de Tratamiento de Violaciones de Los Angeles, donde junto con varios famosos hace recaudaciones para apoyarlas.

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar