Suanny García, la ganadora del tercer lugar de Girl Boss

Por Brenda Ortez

Los límites no existen para los emprendedores. Sueñan, construyen, perseveran, sacrifican tiempo y comodidad y poco a poco construyen la base de sus proyectos. Suanny García es claro ejemplo de como, paso a paso, trazando un plan y aprendiendo todo lo necesario, un emprendedor puede marcar la diferencia. ¡Ella lo hizo!

18/Enero 2021

VER FOTOGALERÍA

La inspiración te puede llegar en el momento y el lugar menos esperado. Suanny García lo sabe. Unas vacaciones a Guatemala fueron el semillero de una idea que se convertiría en el emprendimiento que obtuvo el tercer lugar en Girl Boss, la iniciativa presentada por Estilo, Banpais y Senprende.

Suanny sorprendió al jurado, demostrando que no hay obstáculos cuando realmente luchas por algo. Ni el trabajo, los estudios o la maternidad la detuvieron en su sueño de crear Baby Wissy, la única marca hondureña hasta el momento que elabora fulares ergonómicos para portear de forma cómoda y segura a los bebés.

Ella es un ejemplo claro de perseverancia. Armándose de todo lo necesario, desde información hasta capacitación en áreas hasta entonces desconocidas por ella, incursionó en un mundo nuevo que sacó a flote su creatividad y su talento para los negocios.

No ha sido fácil pero ha logrado dar un paso a la vez. Firme y valiente, asegura que después de ganarse el reconocimiento en Girl Boss, nada la detiene.

bo-wissy-050121 (3)(1024x768)

¿Cómo nació su proyecto? ¿De dónde surgió la idea del mismo?

Hace un par de años visité Guatemala y tuve la oportunidad de ver a muchas mujeres indígenas porteando a sus hijos, se veían tan autosuficientes que pensé, “Cuando tenga a mis hijos haré lo mismo”. Y unos cuantos años después me convertí en mamá, desde que supe que estaba embarazada quería tener a mi hija siempre cerquita de mí y poder seguir haciendo lo que me gustaba. Logré conseguir mi primer fular y lo usaba cada vez que salía, a las personas les gustaba y se acercaban para preguntarme dónde lo había adquirido por lo que mi respuesta siempre era “yo los elaboro”. Inmediatamente comencé a leer sobre el porteo, en Honduras no había nada de eso así que me tocó investigar en otros países, en Guatemala y Colombia me brindaron consejos para fabricar los fulares de una manera segura.

¿Qué diferencia Baby Wissy de otros negocios con productos similares?

Se podría decir que tengo la bendición de por los momentos ser la única que distribuye fulares ergonómicos en Honduras, al momento de la compra de si la mamá o el papa no se sienten muy seguros o tienen un poco de temor al usar un fular elástico, les brindamos asesoría para que puedan portear a su bebe de una manera “segura y feliz” para que ambos puedan disfrutar de esos momentos especiales. Fortaleciendo el vínculo entre el bebé y el porteador.

¿Cuáles fueron los obstáculos que debió superar al comienzo del proyecto?

Emprender es muy difícil, sobre todo en nuestro país. Tenía el deseo de hacerlo pero no sabía cómo, así que compré máquinas de coser (sin saber coser) porque sabía que sino no me animaría a hacerlo y me matriculé en una academia de corte y confección. ¡Era difícil salir de mi trabajo e ir a clases! Después estudié Diseño de Modas con Josué Corea, quien ha sido mi mentor en cuanto a las telas. Me faltaba lo más importante y era el capital para comenzar. Mi esposo me hizo un pequeño préstamo y al día siguiente me puse a mi hija en un fular y nos fuimos al centro de San Pedro Sula a buscar las telas para comenzar con mi proyecto. Probé con varios tipos de telas (gasté mucho dinero en eso) pero logré encontrar la indicada.

¿Qué ha sido lo más difícil en el proceso?

¡Los desvelos! Al terminar mis clases de la universidad estaba un rato con mi familia y a las 11:30 pm comenzaba a costurar y a empacar, porque venía comenzando lo hacía muy lento pero quería asegurarme que quedara perfecto. Al día siguiente debía levantarme a las 6:30 de la mañana para ir a trabajar.

¿En algún momento quiso abandonar la idea de seguir adelante?

Nunca. Siempre he tenido claro a dónde quiero llegar y sé que no es fácil pero valdrá la pena. No podemos disfrutar del gozo sino pasamos por la parte difícil primero.

bo-wissy-050121 (4)(1024x768)

¿Cómo ha construido la reputación de su marca?

Creo que ha sido con el servicio que brindamos, a cada persona le atendemos de manera personalizada y no hay mejor satisfacción que recibir esos mensajes donde me dicen: “esto es lo mejor”, “amo este fular”. “¿Por qué no supe de esto con mi primer hijo”.

¿Qué o quiénes han sido clave al momento de seguir adelante con este proyecto?

Mi mamá y mi esposo han sido mi motor. Ellos me han apoyado desde el primer día y por supuesto los mensajes de mis clientas después de haber usado por primera vez el fular elástico. ¡A todos les encanta!

¿Cuáles cree que son las tres cosas que marcan la gran diferencia en su emprendimiento?

1. El fular Baby Wissy es ergonómico, el porteo es un sistema de transporte, que asegura un contacto constante y una postura adecuada, tanto para el bebé como para el adulto.

2. Pasar mucho tiempo en contacto directo con el bebé permite aprender intuitivamente el repertorio de señales de aceptación o rechazo, proporciona al bebe un “apego seguro” autoestima y un modelo social saludable.

3. Es una estimulación multisensorial, que no solo incluye estimulación visual y auditiva sino también vestibular, olfativa y táctil. El bebé en brazos o porteado, pasa más tiempo en alerta tranquila, el estado ideal para el aprendizaje.

¿Cuál es su plan de crecimiento a corto plazo?

Nuestra meta es distribuirlo a nivel nacional e internacional y brindar talleres de Apego y Porteo.

¿Cómo logró superar/ sobrellevar la pandemia?

Sabemos que Dios tiene el control de todo, así que dejamos en sus manos el negocio, afortunadamente aprendí que debo tener materia prima en casos de emergencia. Muchas mamás me comenzaron a escribir que necesitaban llevar a sus hijos al doctor pero querían hacerlo de manera segura y un fular les parecía perfecto. Nuestro Padre Celestial nunca nos deja solos.

bo-wissy-050121 (1)(1024x768)

¿Cómo se reinventó Baby Wissy en tiempos de crisis?

Diseñé nuevos baberos fuera de lo tradicional. Elaboré cobertores multiusos para la protección de nuestros bebés al momento de salir de casa ya que ellos no pueden usar mascarilla y están un poco más expuestos. Cambiamos el empaque y estamos en proceso del manual de instrucciones de uso.

¿Qué lecciones ha aprendido en estos meses de pandemia?

A ser agradecida por tener salud; a buscar una bendición en cada prueba o desafío que enfrentamos; a ser humilde y servir a mi prójimo; a valorar y agradecer por lo que tengo; que los trabajos son temporales y siempre debemos de tener o buscar una fuente de ingreso extra y a construir nuevas oportunidades.

¿Qué significa para usted el espíritu emprendedor?

Mi esposo siempre me ha enseñado a “estar preparada para las oportunidades de la vida” y eso es el espíritu emprendedor: identificar esa oportunidad y luchar por ella, amar lo que hacemos y siempre pensar de manera positiva.

¿Qué cree que impulsa a un emprendedor?

Un sueño sin una meta sigue siendo un sueño, Nuestros sueños son lo que nos impulsan, encontrar nuestra motivación, en mi caso fue que todos pudieran experimentar los beneficios del porteo en sus hogares.

En base a su experiencia, ¿cuáles son las características que debería tener un emprendedor en la era Covid-19?

Ser valientes. Atreverse a hacer negocios y ofrecerlos en las redes sociales, ¡todos somos buenos para algo, así que ánimo!

Ser positivos, tener fe y esperanza. Somos emprendedores porque tenemos fe.

¿Su mensaje para aquellas que aún tienen engavetado su proyecto de emprendimiento?

Que no esperen la aprobación de otras personas, “ve por tu sueño, sino veras a otros lograrlos”. No esperes que los demás te apoyen o lo vean tan bueno, bonito o viable como tú piensas. Como decimos en Honduras “Tírate al barro”, hay que ser valiente y apostar por uno mismo. Anímate a trabajar en ese proyecto que te entusiasma. Para emprender se necesita seguridad en uno mismo, en la capacidad de crecer haciendo lo que nos gusta y no tener prisa. ¡Tenemos toda la vida por delante!

¿Un libro o personaje que la inspira?

El libro El caballero de la armadura oxidada, de Robert Fisher. Michelle Obama, ella me inspira mucho.

¿A quién admira?

A mi mamá.

¿Qué le pareció la experiencia de Girl Boss?

Fue especial, ya que vi la publicidad el último día, casi a las 10:00 pm, no sabía nada de los premios, solo leí las cualidades de la Girl Boss que buscaba y supe que debía inscribirme. Sabía que sería una buena experiencia.

¿Qué significó para usted quedar como finalista?

Mi reacción fue “lo estoy logrando”. Supe que si había quedado en las 10 finalistas era porque Baby Wissy tenía algo especial y ellos lo habían podido ver, mi mayor aprendizaje fue a creer en mí, en mis sueños, en mi potencial, creer en mi producto, creer en Baby Wissy. Atesoro cada consejo, cada palabra de ánimo, nunca había logrado algo tan grande como esto con Baby Wissy, pero después de este concurso no nos detiene nada. Gracias por la oportunidad y por creer en mí, por creer que aún con cosas pequeñas podemos cambiar mentalidades, cambiar vidas, en especial la de los bebés al ser porteador por sus papás y generar esa sensación de calma y paz que se recibe a través del porteo.

También te puede interesar