GRUPO OPSA:

Elizabeth Nyamayaro: cambiando el mundo un alimento a la vez

Por

La ex directora de ONU Mujeres y coordinadora de cientos de programas humanitarios visitó Honduras para conocer las historias de quienes viven en vulnerabilidad alimentaria. Fotos por Héctor Hernández y el Programa Mundial de Alimentos Honduras.

28/oct 2021

Según la Organización de las Naciones Unidas, una de cada diez personas vive con hambre en el mundo. Honduras, estando ubicada en el Corredor Seco de América Latina, es uno de los países más vulnerables a las sequías y al cambio climático, poniendo en riesgo la economía y salud de las millones de personas que subsisten de la agricultura.

Sin embargo, y a pesar de las dificultades, siempre hay personas dispuestas a ayudar, a hacer un cambio y a dejar el mundo mejor de lo que lo encontraron. Entre ellos alguien que ha resaltado por su esfuerzo e impacto es Elizabeth Nyamayaro, politóloga y humanitaria que ha dedicado su vida a combatir el hambre y la desigualdad de género, y que visitó Honduras junto al Programa Mundial de Alimentos para presenciar el trabajo que se realiza en la región para mejorar la vida de cientos de familias hondureñas.

$!Foto: Revista Estilo

Un largo recorrido

"Me llamo Elizabeth Nyamayaro y crecí en un pequeño pueblo de Zimbabue", así comienza su relato esta importante figura de los programas humanitarios en el mundo. Según contó en exclusiva a Revista Estilo, su infancia humilde pero hermosa dio un repentino giro cuando su aldea fue azotada por una fuerte sequía, que les despojó de su vida agrícola y dejándolos sin forma de obtener alimento.

"Un día estaba tan débil por el hambre que me desplomé en el suelo y en mi mente joven pensé que iba a morir; pero entonces sucedió algo increíble: una humanitaria de las Naciones Unidas me encontró y me dio un plato de avena que me salvó la vida", narra. Ese fue el momento en el que nació su sueño, ser igual a las chicas que le salvaron la vida y poder lograr hacer lo mismo con otras personas en situaciones similares. La semilla que plantaron en ella ese día germinó como múltiples proyectos que han salvado y mejorado la vida de millones de personas alrededor del mundo.

$!Foto: Revista Estilo

A lo largo de su carrera logró lanzar proyectos como "Saving Mothers, Giving Life' y 'Pink Ribbon Red Ribbon Alliance', que buscaban reducir la mortalidad materna y prevenir el cáncer de cuello uterino. Además, durante 15 años Nyamayaro ocupó cargos en ONUSIDA, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial para apoyar iniciativas de salud pública que se han convertido en la vanguardia del desarrollo de áfrica.

Como directora ejecutiva de ONU Mujeres una de sus campañas más reconocidas es HeForShe, que busca impulsar el avance de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Fue durante el desarrollo de este proyecto que invitó a la actriz y activista Emma Watson a convertirse en embajadora de buena voluntad y portavoz del movimiento.

"Me describiría como una persona humanitaria. En mi cultura africana hay un dicho: 'A todo aquel a quien le ha sido dado mucho, mucho se demandará de él’. Me siento realmente bendecida por lo mucho que se me ha dado, empezando por ese momento cuando tenía ocho años, y pues mi propósito en la vida es tratar de hacer mi parte para marcar la diferencia en el mundo", asegura.

Conociendo Honduras

Debido a las vulnerabilidades alimentarias que muchos hondureños deben enfrentar, el Programa Mundial de Alimentos realiza diferentes campañas y proyectos para suplir las necesidades de estas comunidades. Elizabeth Nyamayaro viajó a Honduras para conocer más acerca de este trabajo y de las personas detrás de él.

Con su visita a las comunidades de Sierra de La Paz; Santa Cruz, Guajiquiro; Mercedes de Opatoro y El Borbollón, Marcala, ha sido testigo de los estragos que los excesos de lluvia, provocados por los huracanes Eta e Iota, causaron en los cultivos y en los habitantes que subsisten de la agricultura. Además, tuvo la oportunidad de conversar con los beneficiarios de estos proyectos sobre las nuevas técnicas de cultivo que ahora están implementando.

Estos proyectos permiten que las mujeres jefas de hogar no tengan que dejar su comunidad para conseguir trabajos y dejar a sus hijos solos, si no que están produciendo y generando ingresos en sus propias comunidades, logrando potenciar la economía y empoderando muchas generaciones de mujeres.

$!Foto: Revista Estilo

La consejera de las Naciones Unidas asegura que trabajar con estas comunidades de mujeres indígenas fue una experiencia muy positiva para ella. "¡Oh! Fue lo más destacado de mi viaje hasta ahora porque pudimos estar en La Paz y fue una comunidad maravillosa. La hospitalidad fue increíble, pero también fue encantador ver a las mujeres de allí convertirse en autosuficientes. Tienen la Casa Maya, están cultivando papas y moras, y encuentran una manera de alimentarse a sí mismos. Fue increíble y nos mostraron algunos bailes locales, y realmente lo disfruté", comenta.

Conocer a mujeres hondureñas que tienen que luchar día a día con los estragos causados por el cambio climático y también con las barreras de género e inequidad económica fue de gran impacto para ella, pero considera que es también una inspiración y una muestra del espíritu luchador que las destaca. "Vine aquí para aprender y ver, pero también me voy ahora con inspiración, con esperanza y, lo que es más importante, con soluciones que creo que Honduras puede liderar en el foro mundial", asegura.

Once a humanitarian, always a humanitarian

Elizabeth Nyamayaro ha dedicado toda su vida a ayudar a las personas y no tiene planes de detenerse. A través de los diversos programas que ha liderado ha vivido miles de historias impactantes que relata en su libro de memorias, "I Am a Girl from Africa", que escribió esperando inspirar a las nuevas generaciones a luchar por sus sueños y a convertirse en el cambio que necesita el mundo.

$!Foto: Revista Estilo

"Yo soy una chica de una pequeña aldea que se negó a ser limitada por mis circunstancias; tenía un sueño que era más grande de lo que era capaz de imaginar. [Era] una pequeña chica en una pequeña aldea y a menudo cuando vienes de una comunidad pobre o comunidades desfavorecidas la sociedad sigue diciéndote que no eres lo suficientemente bueno y yo quería que la gente que se parece a mí dijera: ‘Sí, puedo soñar en grande y soy lo suficientemente bueno’".

Actualmente continúa trabajando con el Programa Mundial de Alimentos lista para enfrentar los grandes desafíos que tiene adelante. Tanto por el cambio climático como por la actual pandemia por COVID-19 hay mucha labor humanitaria por realizar para asegurar que ningún niño, familia o campesino tenga que ir a la cama con hambre. Ella está lista para afrontar este nuevo reto y continuar con los principios que la han destacado durante su larga trayectoria, según sus propias palabras, "una vez que eres un humanitario, siempre serás un humanitario".

"Mi mayor mensaje sería la importancia de la acción colectiva que vemos cada vez más. Creo que la pandemia de COVID fue un recordatorio de que nuestra existencia, la forma en que vivimos nuestras vidas, está interconectada. Así que mi llamado es que necesitamos solidaridad a nivel de los jefes de estado, pero también necesitamos alianzas entre los ciudadanos, para asegurarnos de que trabajamos juntos para animarnos unos a otros", concluyó.

Para conocer más de Elizabeth Nyamayaro y de sus proyectos para combatir el hambre mundial puedes escuchar su podcast Better Food, Better World aquí.

categorías