La poderosa Kamala Harris

Por Claudia Gómez

Se ha ganado su puesto a pulso. Educada para triunfar y romper barreras, los ojos del mundo están puestos en Kamala Harris, la primera mujer y primera afroamericana en convertirse en vicepresidenta de los Estados Unidos. Conoce aquí su camino hacia la cima.

21/Enero 2021

VER FOTOGALERÍA

Time la nombró Persona del Año 2020 y Forbes la denominó la tercera mujer más poderosa del planeta después de Angela Merkel y Christine Lagarde. Lo cierto es que Harris comenzó a escribir su historia de éxito hace años atrás. Como fiscal fue señalada por mantener una línea dura más tradicional en la justicia criminal y como senadora defendió temas progresistas como la reforma a la policía y criticó el racismo estructural. Foto Jay & Ani / The Times (2004)
Time la nombró Persona del Año 2020 y Forbes la denominó la tercera mujer más poderosa del planeta después de Angela Merkel y Christine Lagarde. Lo cierto es que Harris comenzó a escribir su historia de éxito hace años atrás. Como fiscal fue señalada por mantener una línea dura más tradicional en la justicia criminal y como senadora defendió temas progresistas como la reforma a la policía y criticó el racismo estructural. Foto Jay & Ani / The Times (2004)

Donald J. Harris, un jamaiquino que estudiaba su doctorado en economía en Berkeley, conoció en 1962 a Shyamala Gopalan, una joven hindú que cursaba un postgrado en endocrinología. Extranjeros e idealistas, se enamoraron y se casaron un año después.


En 1964 tuvieron a su primogénita Kamala y tres años más tarde nacería Maya, ambas tuvieron una primera infancia feliz y despreocupada. En 1972 la pareja se divorció y las niñas quedaron bajo la custodia de Shyamala. Vivían en Oakland, California, donde crecieron aprendiendo sobre el movimiento de los derechos civiles.

kamala (4)(1024x768)
Los fines de semana visitaban a su padre en Palo Alto, donde los demás niños no las dejaban jugar con ellos porque eran negras. “No puedo enumerar la cantidad de veces que de niña y joven veía cómo maltrataban a mi madre, las suposiciones que hacían sobre su inteligencia, su estatus, porque era una mujer bajita, de tez oscura, con un acento fuerte”, ha dicho en algunas entrevistas Kamala.


Lejos de los estigmas, Shyamala era una mujer brillante, investigadora del cáncer de mama, que solía decir a su hija mayor: “podrías ser la primera en lograr muchas cosas. Asegúrate de no ser la última”.


Cuando Kamala tenía 12 años, su madre aceptó un puesto de investigación en la Universidad McGill, por lo que se mudaron a Montreal, Canadá. Ahí se graduó de high school en Westmount, Quebec. Era una estudiante popular y aplicada que cofundó una pequeña compañía de danza de seis bailarines que actuaban para recaudar fondos y donarlos. Kamala cantaba en un coro, limpiaba los tubos de ensayo de su madre, cocinaba recetas hindús y tejía crochet.

kamala (7)(1024x768)
Después de graduarse en Economía y Ciencias Políticas en la Universidad de Howard, obtuvo el Juris Doctor del Hastings College of the Law de la Universidad de California en 1989. Incisiva y con carácter, empezó su carrera en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda.


Con las palabras de su madre haciendo eco en su memoria, se convirtió en fiscal de distrito -el máximo puesto en esa área- de San Francisco en 2003, antes de lograr ser la primera mujer y la primera afroamericana en ganar el puesto de Fiscal General de California.
Cumplió dos mandatos en ese cargo en el que abogó por el cambio climático, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y procesó pandillas transnacionales.

Se ganó la reputación de estrella ascendente del Partido Demócrata, imagen que la impulsaría a convertirse en senadora por California en las elecciones de noviembre de 2016, con una abrumadora mayoría.


En el Senado ha legislado para aumentar los salarios de los trabajadores, reformar el sistema de justicia penal y hacer de la asistencia médica un derecho para todos los estadounidenses, entre otros.

kamala (9)(1024x768)
Con una vida dedicada a su carrera y a cuidar su imagen, Kamala mantuvo sus relaciones fuera del foco público. Hasta que en 2013 conoció a Douglas Emhoff, un exitoso abogado de su misma edad, divorciado y con dos hijos.


En su libro The Truths We Hold, Harris confiesa que “era consciente que a las mujeres solteras en política se las mide con un rasero diferente que a los hombres solteros…Nunca daría el paso de llevar a un hombre del brazo en público hasta saber que era el indicado”.


Fue así que en 2014, Douglas y Kamala se casaron en una ceremonia civil oficiada por su hermana Maya y ante los hijos de Emhoff: Cole y Ella. En agosto de 2020, Joe Biden nominó a Harris como su fórmula a la vicepresidencia, un movimiento estratégico que se cree fue el impulso necesario para llevarlo a ganar las elecciones.

kamala (1)(1024x768)

A sus 56 años, Harris resultó ganadora en la contienda electoral y este mes será juramentada como la primera mujer, la primera afroamericana y la primera asiática-americana vicepresidenta de los Estados Unidos.

El camino a la cima no ha sido fácil. Pero su imagen fuerte y poderosa no es nada prefabricado, Kamala se ganó a pulso este histórico cargo que abre el camino a generaciones de mujeres preparadas para romper paradigmas.

También te puede interesar