GRUPO OPSA:

Lo mejor de la cuarta temporada de La Casa de Papel contado por el #EstiloTeam   

Por

El #EstiloTeam se unió en una emocionante maratón para descubrir todas las sorpresas de la nueva temporada de La Casa de Papel. Y aquí te decimos lo que más nos gustó, lo que nos sorprendió y nuestras desilusiones.

04/abr 2020

Antes de leerlo te advertimos, ¡no pudimos evitar los spoilers!

La cuarta temporada de La Casa de Papel no pudo llegar en mejor momento. En una maratón que nos mantuvo tensos, pegados al sofá hasta la madrugada, nos olvidamos por varias horas del coronavirus y nos dejamos llevar por las emociones de los personajes de la serie española más exitosa de todos los tiempos.

Sí hay algo en lo que todo el team estuvo de acuerdo es que esta temporada es la más emocionante de todas las anteriores. Si, quizás en los dos primeros capítulos nos costó un poco adaptarnos al ritmo un tanto lento para nuestro gusto, pero después, ahhh después no hubo chance ni de tomar aliento.

¿Qué fue lo que más nos gustó, y lo que no logró engancharnos tanto? Aquí te lo contamos (alerta spoiler). Pero primero, repasemos donde nos dejó la tercera temporada. Como recordarán, Nairobi (Alba Flores) quedó al borde de la muerte; Lisboa fue capturada por la policía mientras el profesor la creía muerta; Palermo comenzó a crear tensión en el grupo que está en el interior del Banco de España, donde aguarda un peligroso enemigo: el jefe de seguridad de esa institución, el temible Gandía. Te adelantamos que no sabrás a quien odiar más, si a Gandía o a la inspectora Alicia Sierra, la nueva enemiga pública de todos los fans.

1. El traidor. Quizás nos haya parecido una buena elección integrar al equipo al ególatra y petulante Palermo, pero pronto cambiamos de idea. Su carácter explosivo y sus decisiones apresuradas ponen al equipo en peligro y nos hace responsabilizarlo de dolorosos desenlaces. Aunque de alguna manera se reinvindica al final, no podemos dejar de despreciarlo, lo que no impide reconocer que tiene astucia y un liderazgo del que carece el resto del grupo después de la muerte de Berlín.

$!Foto: Revista Estilo



2. Odiamos, literalmemente odiamos, a la inspectora Sierra. Es muy buena actriz, pero ni su embarazo ni los momentos casi humanos que deja entrever, nos hacen sentir un poco de afecto por este personaje sin escrúpulos. Sus interesantes interrogatorios y conversaciones con Lisboa sacan a la luz un poco de sus frustraciones y amargura. Pero si hay un momento en el que sorprende su fría honestidad, es cuando sin mayor remordimiento y con toda la frescura del mundo, confiesa a la prensa la tortura a la que fue sometido Río. Su actuación es tan brillante que no puedes menos que odiarla.

$!Foto: Revista Estilo



3. Y cuando pensabas que Alicia era detestable, Gandía se revela como el más grande villano de toda la serie. Vaya joyita la que surge en esta temporada. Este perturbador, machista y despreciable jefe de seguridad se lleva las palmas como el más detestable. Acaba con nuestras esperanzas de un final feliz y nos deja llorando desconsolados por la muerte de uno de los personajes. Todos deseamos verle sufrir por eso sentimos que su final fue demasiado suave en comparación al sufrimiento que merecía. ¡Fue injusto no verlo gritar y suplicar!

$!Foto: Revista Estilo



4. El infiltrado. El Profesor necesitaba un inflitrado dentro de la carpa donde mantienen a Lisboa y no pudo elegir a alguien mejor que Antoñanza. Este policía nos mantiene en vilo en cada llamada que hace para comunicar qué está sucediendo. De alguna manera terminamos sintiendo simpatía por él, rogando que no lo descubran.

$!Foto: Revista Estilo



5. El renacer del Profesor. En algún momento empezamos a pensar que tiene la mente nublada y es incapaz de reaccionar. Pero cuando por fin se despierta de su letargo, el Profesor nos demuestra que su mente brillante no tiene límites (recuerda que es ficción, no empieces a decir lo que es y lo que no es posible en la vida real). Cuando el dolor da paso a la venganza empieza a soltar sus misiles y nada podrá detenerlo. Ingeniosas decisiones te harán gritar siiiiiiii!

$!Foto: Revista Estilo



6. El soundtrack es fabuloso. Desde Bella Ciao, que la serie adoptó como tema insigne, hasta el tema de Amaral Cuando suba la marea, las canciones son el hilo conductor de toda clase de emociones. No podemos negar que la inesperada inclusión de un canto tradicional católico Pescador de Hombres nos sorprendió a todos. Búscalo ya en Spotify!

$!Foto: Revista Estilo


7. El rehén más odiado. Arturito es el claro ejemplo de un lobo vestido de oveja. Un hombre buscando protagonismo para convertirse en un héroe se convierte en el número uno de la lista negra de Denver y de unos cuanto reclusos. Estuvimos los ocho capítulos odiandolo. Sus actitudes y su ganas de destruír a la banda hicieron simplemente que lo despreciaramos.

$!Foto: Revista Estilo

8. Manila, la infiltrada de la banda entre los rehenes. Manila se encarga de vigilar todo lo que ocurría entre los rehenes. basicamente para tenerlos controlados y avisarle al resto de la banda si algo extraño sucedia. Aunque no se desarrolla mucho sobre el personaje, en un flashback donde Moscú aún estaba vivo, se puede ver que se trata de un personaje transgénero y que es familia del mismo Moscú y Denver. Algo muy genial por la forma en como tratan la aceptación y visibilidad de la comunidad LGTB+ en la serie.

$!Foto: Revista Estilo

ULTRA SPOILER!!!!!!!

9. La muerte de Nairobi. Después de todas las emociones encontradas que habíamos tenido a lo largo de la temporada, nuestro corazón empezó a latir de manera descontrolada. Lloramos, gritamos y maldecimos a Gandía, aquel hombre protector de vidas, que salvaguardaba al gobernador del banco de España y que se había convertido en un asesino, -en un abrir y cerrar de ojos- torturó y mató a Nairobi, uno de los personas mas queridos de la serie. *Llora con Bella Ciao de fondo*

$!Foto: Revista Estilo



10. Helsinky con el corazón roto. Ver a este personaje sufrir y llorar por ese amor sobre natural que tuvo por Nairobi fue algo desgarrador, una de las escenas más conmovedoras es cuando deciden abrir las puertas y mandar el cuerpo de Nairobi mientras se escuchaba 'Bella Ciao' en la armónica fue algo demasiado perfecto en emociones.

$!Foto: Revista Estilo

11. El cariño entre los personajes. Algo que nos gustó mucho fue el cariño que se muestran los personajes entre si. Como estos a pesar de tener diferencias buscan la forma de solucionarlos y mantenerse unidos. Lo pudimos ver cuando Denver minimiza a Rio por haber dejado a Tokio, utilizando una metafora de un auto ''Maserati'' o cuando lo acusa de haberlos traicionado. Luego de esto Denver reconoce su error y le pide disculpas a Rio ''perdoname por lo de antes, estoy hasta arriba con todo, pero que te quede muy claro que tengo la certeza de que eres un tío noble y se que jamás nos traicionarías, vamos junto a por ese hijo de ****''

categorías
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR