¿Cómo introducir la carne en la dieta de un bebé?

Por Milady Estrada

Lo esencial es comenzar a darle carne a tu bebé a partir de sus siete meses.

07/Dic 2020

Es normal sentir preocupación al momento de pensar cuál es la manera correcta de agregar las carnes a la dieta de los bebés, puesto que es mucho más difícil de ingerir en comparación a las frutas o verduras. Por esa razón, te daremos algunos consejos que debes seguir para hacerlo de la mejor manera.

Primeras carnes que debes incorporar

Es importante comenzar a darles carne a los bebés, pues les brindan muchos beneficios como proteínas, minerales, hierro, fósforo, potasio, zinc y vitaminas del grupo B. Puedes iniciar dándole pollo para que comience a acostumbrarse a probar otro tipo de comida. Además, por su suavidad será más fácil de ingerir, puedes optar por darle pechuga o muslo.

CARNE EN LA DIETA DE LOS BEBÉS (1)(1024x768)
Si tienes suerte, puede que le guste de entrada.

Otra opción por la que puedes inclinarte es por el pavo que, al igual que el pollo, contiene grasa y colesterol. De igual forma, puedes intentar darle siempre pechuga.

¿Cómo elaborar puré de carne?

Cocinar un puré de carne ayudará a que tu bebé pueda digerirlo de manera más rápida, además está comprobado que el hierro de la carne muy finamente molida es absorbida más fácilmente por el cuerpo del bebé.

Te puede interesar:

+ ¿Qué alimentación deben seguir las personas mayores para no engordar?

+ Estos son los nutrientes que ayudarán a tu memoria

+ Beneficios de cocinar a fuego lento

Para comenzar a elaborar el puré de carne puedes elegir entre pollo o carne de res e incluir algunas verduras para añadir mayores nutrientes.

Ingredientes

2 papas.

2 zanahorias.

1 taza de brócoli.

250 gramos de carne.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen.

Coloca todas las verduras dentro de una olla con agua una vez que estén limpias y cortadas en pequeños trozos junto a la carne. Cuando todos los ingredientes estén cocinados, introduce todo en una licuadora y comienza a triturar, finalmente agrégale dos cucharadas de aceite de oliva.

Una vez que todo haya enfriado, colócalo en diferentes tazas para poder congelarlo y puedas servirle en el momento que quieras.

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar