Cinco cosas que no sabías del limón  

Por Amalia Alachán

Aunque su sabor es ácido, tiene muchos beneficios que te encantarán

18/Feb 2016
Sus beneficios te ayudarán a estar saludable
Sus beneficios te ayudarán a estar saludable

El limón es una de las frutas más utilizadas en todo el mundo para combatir enfermedades, curar heridas y además es un gran aliado de la belleza. Esté cítrico tiene propiedades curativas que van más allá de ayudar a sanar un resfriado o una gripe.

Todos los cítricos son valiosos y ricos en vitamina C, pero el limón es quizás el que ofrece más beneficios porque suma otras cualidades. Básicamente, su poder curativo se debe a su bajo contenido energético, a su nivel equilibrado en sodio y potasio y obviamente, a su alto valor en vitamina C.

Fuente de vitamina C

Es un gran antioxidante, porque posee una sustancia protectora. Es importante para la piel, los huesos y el tejido conectivo. Promueve la curación y ayuda a absorber el hierro, según la Biblioteca Nacional de Medicina. La vitamina C se encuentra en verduras y frutas, sobre todo en los cítricos.

Aliado contra la hipertensión

Al contener un alto nivel de potasio y muy bajo contenido de sodio, ayuda a combatir la presión arterial alta. La Asociación Americana del Corazón aconseja aderezar las comidas con limón para bajar el consumo de sal. Además de darle buen sabor, agrega su riqueza vitamínica.

Ayuda a la digestión

Es un gran estimulante del flujo de saliva y de los jugos gástricos, cualidades que hacen más fácil la digestión. Ayuda a combatir la dispepsia y el estreñimiento. Se cree que es un buen antiparasitario natural, y además de combatir la inflamación intestinal, funciona como calmante de espasmos.

Quita los olores del microondas

Poner una taza con agua y medio limón puede estar exprimido o entero en el microondas durante cinco minutos, quita los olores del microondas.

Medicina bucal

El agua con limón se puede utilizar en el cuidado dental. Aplicar jugo de limón para el dolor de muelas funciona muy bien, o masajear las encías para detener el sangrado. También se puede refrescar el aliento, los antiguos romanos hacían gárgaras de jugo de limón durante 30 segundos para lograr tener buen aliento.

NOTICIAS RELACIONADAS
También te puede interesar